Esto es la leche, pero de verdad

tractor

Resulta que los productores de leche de media Europa (hemos descubierto que hay vacas en casi todos los países del universo mundo) ponen el grito en el cielo desde hace meses, porque dicen que están vendiendo tan nutritivo líquido a un precio que no llega siquiera a cubrir los costes de producción.

El Ministerio de Agricultura, que dispone de medios para ello, ha hecho el cálculo y dice que el coste de producción de un litro de leche española es de 34 céntimos de media. Los ganaderos, que son quienes la venden dicen que a ellos no les pagan más de 27 céntimos en el mejor de los casos. Venidos en tractores y otros medios de locomoción (como por ejemplo a pie) han llegado a las grandes ciudades a pedir explicaciones de por qué la Comisión Europea no toma medidas.

Mientras los tractores andaban lejos de Bruselas, la Comisión se limitaba a repetir, como un loro bien entrenado, que la autoridad competente no puede interferir en los precios, porque eso lo determinan el mercado y la competencia. Pero la presencia física de ganaderos motorizados entre tantos miles de funcionarios y burócratas surtió efecto.

Donde antes se decía que no se puede hacer nada, la misma Comisión ponía sobre la mesa 500 millones de euros para intentar arreglar el problema. Los ganaderos dicen que lo del dinero está bien, pero que eso no arregla el galimatías, que lo que hay que hacer es prohibir de alguna manera que se compre un producto sistemáticamente por debajo de su coste de producción y, sin señalar a nadie, añaden que si esto ocurre siempre y en todas partes algo huele a pacto de los grandes compradores para pagar lo menos posible.

Defender la pureza del mercado y perseguir a capa y espada las ayudas públicas, para acabar poniendo sobre la mesa 500 millones de dinero público y ver si con ello calma a los ganaderos, no parece una buena política. Es, cuando menos, contradictoria, porque  el presupuesto de la Unión Europea lo pagamos todos con nuestros impuestos.

Atención, pregunta: ¿No tiene la Comisión medios suficientes para impedir que sistemáticamente se obligue a los ganaderos a vender por debajo de coste? Si no los tiene, que se los den. Porque mientras tanto alguien se está quedando con los siete céntimos o más que pierden los productores de leche por cada litro que venden, ya que los consumidores siguen pagando lo mismo que antes.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *