Lo de Podemos y el PP es fácil de entender

Pablo-Iglesias-equipo-comparece-escrutinio_EDIIMA20151221_0012_18No lo digo yo. Lo ha dicho Juan Carlos Monedero, uno de los fundadores de Podemos, denostado por Pablo Iglesias, cuando argumenta que la televisión adorna las cosas pero si esas cosas no llevan debajo un mensaje claro, pues pasa lo que pasa. Tampoco lo digo yo. Lo han dicho Alberto Garzón y Pablo Iglesias. En su opinión, la confluencia sigue siendo el camino a pesar de los resultados electorales. Y añaden que no entienden lo que ha pasado.

Hay quienes están convencidos de que después del fiasco del referéndum del Reino Unido sobre el Brexit los votantes del PP sufrieron un súbito subidón el fin de semana y decidieron que, pelillos a la mar, que sea lo que Dios quiera, y que lo de la corrupción no es para tanto; que votando a Rajoy se asegura el futuro de una España estable y unida. Parte de razón podrían tener si se tiene en cuenta que el PP ha recuperado casi 700.000 votos entre el 20-D y el 26-J.

Lo que no entienden los dirigentes de IU y Podemos es que hayan perdido 1,2 millones de votos justo cuando pensaban que al unirse iban a multiplicar el voto y el número de diputados. Aquí hay teorías para todos los gustos. Una, más bien pedestre, es que IU es un gafe. Que quien se une con ellos fracasa. Ya le pasó a Joaquín Almunia hace muchos años en el PSOE. Otra, quizás más científica, señala que lo que no se puede hacer es intentar gobernar un país con un programa de izquierdas pero con unos dirigentes que parece que lo único que buscan es hacer desaparecer del mapa a la izquierda que existía antes de ellos.

Pablo Iglesias y algunos de sus más estrechos colaboradores tuvieron en su día la muy loable idea de que por la izquierda del PSOE había un sitio para lograr un protagonismo político que la historia electoral les negaba. Pensaron que el comunismo (sin connotaciones negativas) podía empujar a la izquierda española hacia posiciones menos conformistas con el centrismo y las teorías neoliberales de la economía. Y se pusieron a ello. Pero una cosa es defender una idea y otra pensar que para defenderla tienes que eliminar físicamente a quienes según tu opinión habían claudicado de la izquierda ideológica.

Un partido con más de cien años de historia, que trajo a España avances sociales inimaginables y cuyas reformas han hecho de la generación de mayores de 70 años una de las más prósperas de la historia de España (muchos de ellos mantienen a hijos y nietos con su pensión) es difícil de borrar del mapa. Quizás, y a lo mejor me equivoco, habría sido mejor sumar y no volver a crear un frente a la izquierda del PSOE que ponga por delante su obsesión con borrar al PSOE de la faz de la tierra. A lo mejor habría sido mejor pensar en los votantes y no en las listas.

El PSOE no es, ni mucho menos, un partido perfecto ni lleno de dirigentes perfectos. En Podemos hay muchas personas tremendamente válidas. En Izquierda Unida abundan los votantes que quieren cambiar cosas para que todos vivamos mejor. Pero va llegando el momento de que Pablo Iglesias y sus colaboradores más estrechos vayan entendiendo que su enemigo no es el PSOE. Que ya han logrado ser los jefes del electorado situado a la izquierda del PSOE y que han logrado acabar con esa Izquierda Unida que no les dejó ascender cuando quisieron mandar y no lo lograron por la buenas.

Pero, por favor, no confundamos el espíritu del 15-M con todo esto. Muchos miles de votantes se olvidaron de sus ideologías y fidelidades históricas para votar a un Podemos que era algo así como el aglutinente del antisistema dentro del sistema. Después de dos procesos electorales, no pocos de aquellos primigenios votantes se han dado la vuelta. Esto no es lo que ellos creían. Y parece mentira, de verdad, que alguien desde dentro de ese nuevo movimiento político diga ahora que no entiende lo que ha pasado. No es tan difícil de entender. Al menos en mi humilde opinión.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *