Atrapada en el tiempo

No confíes en nadie

Dirección: Rowan Joffe.

Reparto: Colin Firth, Nicole Kidman y Mark Strong.

La encuadratura inicial de No confíes en nadie es un primerísimo plano del ojo azul inyectado en sangre de Christine (Nicole Kidman), una damisela en apuros afectada de amnesia. Cada mañana, cuando se despierta, no tiene ni idea de dónde está ni quién es el hombre tumbado en la cama con ella, que dice ser su marido, Ben (Colin Firth). Con la ayuda de un neuropsicólogo, el doctor Nasch (Mark Strong), logrará recuperar parte de esa memoria perdida. La premisa puede recordar vagamente a Atrapado en el tiempo, aunque el filme de Rowan Joffe teóricamente no se inclina hacia la comedia, sino hacia el thriller de misterio.

Nicole Kidman se moja con su personaje en esta premisa digna de culebrón hasta sumergirse en sus propias lágrimas y Colin Firth demuestra su variedad de registros, pero el tándem interpretativo vuelve a errar en la elección de la historia, como hace solo un año con Un largo viaje, fallida reconstrucción de una historia real. Si no fuera por su trabajo, que inyecta grandes dosis de profundidad emocional a este disparate, el filme sería una comedia involuntaria difícil de digerir.

 

Tweet
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

Current day month ye@r *