Podemos y la abstención de los pobres

Todo el mundo está ofreciendo análisis sobre la sorprendente pérdida de votos de la confluencia de Unidos Podemos. No voy a ser menos. Lo que quiero es llamar la atención sobre algo de lo que se habla poco o nada y sin embargo seguramente es una causa significativa de este bajón.

Hay muchas causas. Pero nos olvidamos de algo importante. Los movimientos en las calles y plazas respondieron a la indignación. La indignación sale a la calle de forma masiva y no solo testimonial cuando se pasa del escándalo (por ejemplo, por la corrupción) a la lucha por la supervivencia. Luego, muchos de estos vieron reflejado en el discurso de Podemos su indignación y sus ganas por cambiar las cosas. Buena parte de los que apoyaron a Podemos, como está más que analizado, son nuevos votantes. O estaban en la abstención o son jóvenes que se incorporan a las urnas. Para estos votantes, la indignación se convirtió en ilusión.

Ahora, Unidos Podemos ha moderado su discurso. Los que fueron abstencionistas y salieron a votar vuelven a la abstención defraudados porque no ven que su voto se traduzca en resultados. Y aquí voy a lo que iba. Un reciente informe de la fundación Foessa, de Cáritas, que da cuenta del terrible incremento de la pobreza, recuerda que los que se encuentran en situación de exclusión social por su pobre situación económica se abstienen de participar políticamente en la sociedad. Muchos de ellos son esos abstencionistas que se convirtieron en nuevos votantes de forma muy excepcional. Una vez pasada la riada política post15-M, las aguas vuelven a su cauce: los pobres no votan. Y, además, ahora hay más pobres que antes. El presidente de Cáritas, Rafael del Río, que está al frente de esta potente ONG católica, lejos por lo tanto de filias podemitas o de Izquierda Unida, dice: “Esperamos que nuestra clase política esté a la altura de las personas que, por motivos de la exclusión social, han dejado ya de considerar la participación política como algo que tiene que ver con su supervivencia y su seguridad colectiva”.

La tasa de riesgo de pobreza ha pasado del 20% al 31% de 2009 a 2014. La tasa de paro de muy larga duración, del 9,5% al 43,9%. Al ritmo actual de crecimiento, volver a las tasas de hogares sin ingresos anteriores a la crisis (ya muy elevadas) puede suponer hasta siete años y la probabilidad de que aumente la bolsa de exclusión social, a pesar de la crisis, es muy elevada, según Foessa. Un panorama muy malo. Un panorama que no invita a votar a los que sufren esa situación. Y, ojo, no se trata de que se abstengan como protesta, hastío o ignorancia. Insisto, de lo que se trata es que piensan que ir a votar no es que no les sirva para salir de la pobreza, lo que piensan es que la política y su supervivencia no tienen nada que ver. A ver quién los moviliza de nuevo.

Esta entrada fue publicada en Preguntar no es ofender, Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Podemos y la abstención de los pobres

  1. David dijo:

    De acuerdo en parte, ya que yo soy una de esas personas que votaron por primera vez en estas primeras elecciones y he vuelto a abstención en las segundas. Nada que ver con la supervivencia y la política, es total indignación al ver que mi voto no ha servido para nada. ¿Que es eso de unas segundas elecciones?, y aún esta en el aire si habrá unas terceras…como nos salen baratas…de vergüenza. Señores yo ya voté, al igual que mucha de la gente que comentas, y según entiendo yo, se vota a la gente que quieres que hable por ti. Yo ya dije quien quería que hablara y decidiera por mí, y no ha servido para nada porque no salido nadie que mande. A ver, de forma fácil, si hay 4 partidos y se reparten los votos en 40%, 30%, 20% y 10%, cada decisión que haya que tomar se vota y se decide conforme a esos porcentajes. ¿Por qué hay que hacer pactos y dejar que un partido decida sobre los demás, si al fin y al cabo se supone que esa gente representa al conjunto de todo el pueblo? Pues lo que pasa al final, que hay cuatro que mandan siempre y hacen lo que les da la real gana, eso sí, siempre en su beneficio, y todos los demás…pues borreguitos.

    En realidad todo es mucho más complejo que esto, pero tampoco entiendo el por qué.

    Me gustó el articulo de todos modos.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *