Juana Rivas: Comprendo pero no comparto.

En un estado democrático y de derecho hay que cumplir siempre las leyes. Para corregir y enmendar los supuestos errores judiciales, si los hubiere, están establecidos de antemano los diferentes tipos de recursos.

Juana RivasLo que ha hecho Juana Rivas es comprensible humanamente, pero inadmisible legalmente, ya que no es otra cosa que tomarse la justicia por su mano. Dª Juana Rivas amparándose en el fervor popular y en una “asesoría jurídica” que, a la luz de los resultados producidos y a decir de los expertos ha sido más que cuestionable, ha tirado por la calle del medio desoyendo las resoluciones de varios tribunales y jueces.

Yo creo en la justicia, por devoción y por obligación. Estoy seguro que las leyes funcionan y que son un medio esencial para garantizar una convivencia pacífica en un estado moderno. No es correcto que cada uno interprete la ley como mejor le plazca, ya que entonces no hay ley, y si no hay ley, no hay orden ni justicia, y lo que emerge en esos casos es la llamada Ley de la Jungla, es decir, que cada uno haga lo que le dé la real gana.

Dª Juana podrá tener usted razones muy poderosas para su pelea, no soy yo quien para cuestionar ese extremo, es más, como padre créame que la entiendo. Pero por muy poderosos que le puedan parecer sus argumentos, debe someterlos siempre a la ponderación de la Justicia. Eso es lo razonable, lo sensato y lo prudente en democracia y en un estado de derecho, y lo que además están haciendo otras personas en situaciones similares.

Actuar como lo ha hecho Dª Juana Rivas, es, una conducta emocional, primaria y posiblemente esperable en una madre a la que le quieren arrebatar sus “cachorros”. El problema no ha sido tanto de Dª Juana, sino de aquellos que, de forma fría y profesional, le han aconsejado, animado y ayudado a hacer lo que ha hecho.

Parece que por fin las aguas vuelven al cauce, y ahí es donde Dª Juana Rivas tiene que saber navegar con diligencia y buen tino. Como padre, insisto, la disculpo; como psiquiatra la entiendo y como ciudadano aplaudo que haya dado marcha atrás e intente poner a su drama personal un remedio pacífico y ajustado a derecho.

PSIQUIATRIA FORENSE

www.josecarlosfuertes.com

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *