Carta para Andrea Janeiro

imagesHola Andrea he estado viendo estos días los comentarios vertidos contra ti en eso que llaman “redes sociales”, y que no son otra cosa que un sustituto todavía mas cutre y bochornoso del antaño “patio de vecinos”.

Figúrate, personas que no te conocen de nada, que no saben quien eres, ni mucho menos como eres, y que se permiten hablar como lo hacen demostrando con ello su majadería y vulgaridad. Esos mentecatos se toman la osadía de valorarte y hacer afirmaciones no solo groseras, sino vergonzosas para ellos y, también, para lo que llamamos “condición humana”.

Nada mas tener 18 años y exponerte por primera vez a los medios ya te han mandado un aviso serio y contundente: no te van a perdonar que seas la hija de Belén Esteban. Ese será tu lastre, tu carga y tu cruz. Yo en cambio, si me lo permites, te felicito por ello. Nada habla mejor de una persona que el que este orgullosa de su madre y el que sepa reconocer el valor que tiene.

Belén Esteban, tu madre, es polémica, contradictoria, peculiar, espontánea, vehemente, pero sin conocerla personalmente, tengo la impresión que es buena gente y eso es escaso hoy en día.

Vas a tener que llevar sobre tus espaldas, lo quieras o no, su fama y sus fallos. Lo bueno y lo malo. Ser hija de quien eres no es fácil, tiene cosas buenas y positivas, pero también conlleva una carga pesada que espero y deseo no te llegue a aplastar.

Si me permites un consejo muy sencillo: aprende a pasar de todo eso. Relativiza las cosas y sobre todo piensa que nadie te puede hacer daño si tu no le das ese poder. Ya verás cuando vayas caminando por la vida la cantidad de estúpidos con los que te encuentras.

También te darás cuenta que hay personas muy “retorcidas”, muy rencorosas, incluso observarás que hay muchos desequilibrados que intentaran dañarte, los psiquiatras lo sabemos bien. Te lo repito, pasa de ellos. Es cuestión de entrenarte todos los días y te darás cuenta como al final se puede conseguir un estado de “pasotismo saludable” que es muy beneficioso para vivir en el mundo actual.

También observaras que hay personas sanas, nobles, buenas y generosas. Valóralas como se merecen. Ni todo es malo, ni todo el mundo merece la misma consideración. No es sano ser desconfiada, pero si lo es ser prudente. Si lo consigues, serás mucho mas feliz y tendrás mayor bienestar.

Me ha irritado lo que he leído, te lo confieso, por que creo que es injusto y zafio. Me parece también grosero y deliberadamente dañino. Eso no es libertad de expresión, sino impunidad. Esos sujetos demuestran con sus palabras lo que son: unos seres trastornados y amargados. Además de ser también unos cobardes al esconderse detrás del anonimato que proporcionan las redes sociales.

Por lo tanto, te lo repito una vez mas, óbvialos. Solo son insignificantes seres que no te pueden herir ni dañar si tu no lo permites. Ya sabes el viejo refrán que dice: “No ofende el que quiere sino el que puede”, pues ponlo en practica. Esos chiquilicuatros de medio pelo no te pueden ofender.

josecarlosfuertes.com

IMG_4597

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *