¿Nacionalismo o integrismo?

El nacionalismo históricamente está basado y fundamentado en la creación, o en su caso en la exaltación, de un enemigo externo. El nacionalismo precisa para su desarrollo la aparición entre la ciudadanía de un sentimiento gregario de pertenencia a una comunidad (grupo) basado en una razón de nacimiento, raza o identidad.

images

El nacionalismo persigue insistentemente consagrar una idea irrebatible e indiscutible: la diferencia y la necesidad de exclusión del discrepante. Junto a esa diferencia propicia también la creación de un espacio de soberanía propia, configurado todo ello en términos utópicos. Estaríamos ahora en nuestro país al final de un proceso, en el que el nacionalismo ha dado un paso más y se ha situado en un integrismo que, al menos parcialmente, se sitúa al margen de la Ley.

Todos los regímenes nacionalistas poseen los mismos sesgos e incurren en las mismas falacias. Por un lado, el uso de falsas dicotomías. La más característica y común es: eres independentista o si no eres un fascista. Pero la cosa no queda ahí y aparecen otras falsedades como: “votar es siempre democrático, luego votar un referéndum siempre es democrático”.  Estamos ante un falso silogismo. Votar no es siempre democrático, sobre todo si se hace fuera de la Ley. Es decir, si se lleva a cabo al margen de las reglas básicas que regulan la convivencia y a la paz social y que la ciudadanía se da a sí misma para que pueda existir una elemental convivencia.

Lo que está pasando es que la sociedad en general, y la nacionalista en particular, está enferma. No hay tolerancia a la frustración y a la adversidad, eso origina una inmadurez creciente y sentimientos de fracaso generalizado. Hoy todo se quiere conseguir inmediatamente, no cabe la espera. Y, lo peor, parece que EL FIN SI JUSTIFICA LOS MEDIOS.

Lo que está ocurriendo en Cataluña se puede analizar desde muchas ópticas. Pasadas las elecciones y desde la perspectiva psicopatológica, estaríamos ante un enamoramiento tóxico y un victimismo enfermizo. Existe una idea sobrevalorada, que da paso a una idea deliroide de que TODO lo malo está y viene del resto España. Cuando el pensamiento alcanza tal grado de irreductibilidad, contundencia y obstinación es imposible diálogo.

Por eso no deja de ser un absurdo, psicológicamente hablando, reclamar soluciones negociadas, cuando no se quiere negociar sino imponer. Es irónico hablar de solución política, cuando la política deja de ser el arte del pacto y de la tolerancia y se transforma en una coacción continua. Es una idea distorsionada creer que el resultado de las elecciones es aplicable, al margen de la legalidad vigente. Pero sobre todo, lo que es iluso es pensar que el fanatismo deje espontáneamente de serlo, cuando además su origen es profundo y ha sido “inyectado” durante mucho tiempo de forma sutil.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

A vuelta con la crisis catalana

A VUELTA CON LA CRISIS CATALANA

A vuelta con la crisis Catalana por que opiniones las hay para todos los gustos y colores. Cada uno tiene su teoría, por cierto, muy español eso de dogmatizar y elucubrar sobre lo divino y humano. Y uno que es español, humanista y pensador, ahí queda eso, no se ha podido resistir a la tentación de dar la suya.

La explicación más sencilla y facilona para un psiquiatra sería afirmar que hay lo que popularmente se llama “locura colectiva” y técnicamente el “delirio compartido”. Pero ello no sería cierto ni correcto técnicamente hablando. Decir que los catalanes han “enfermado psíquica y colectivamente” es, sencilla y llanamente, una boutade inadecuada e impropia de un profesional de la salud mental, aunque bien pudiera haber, según como se mire, una parte de verdad en esa afirmación.

¿Que está pasando entonces en la Cataluña del siglo XXI? ¿Cómo podemos explicar la curiosa y compleja evolución social (o involución según como se mire)? ¿Qué puede decir un experto de la salud mental a este respecto? ¿Cómo entender desde la perspectiva psicológica la visión de mujeres mayores insumisas a los peajes de las autopistas, profesionales liberales cortando carreteras y apacibles funcionarios comportándose como auténticos antisistema?

Para unos estaríamos ante un “virus” emocional que se ha propagado rápidamente. Hay quien también habla de una larga manipulación cerebral a través de un sistema educativo impregnado de doctrina independentista que ahora da sus frutos. Otros invocan la existencia de unas ideas sobrevaloradas y estructuradas, que se han transmitido por medio de los medios de comunicación sesgados y parciales. Hay quien habla de una tradición que entronca con el anarquismo de los años 30, con las comunas del frente de Aragón, formadas sobre todo por catalanes, aunque parezca que esto lo monta TV3. Por último, los hay quienes defienden la existencia de un “enamoramiento colectivo” y, como tal, solo habría emociones y no razones. Incluso hay quien explica todo el fenómeno separatista como un estado de fanatismo o pasional como dice el Código Penal, y una creencia, que no evidencia, de una clase media que se considera mejor, superior, moderna y como todo ello no se le reconoce ni se le acepta, aparece la insumisión y la desobediencia como forma de respuesta-protesta.

imagesOpiniones y creencias tan variadas como posibles. Aunque lo más probable es que la respuesta sea una suma de ellas y de algunas más. Pero los médicos sabemos que tras el diagnostico viene el pronóstico y sobre todo el tratamiento. ¿Qué hacer y qué no?  ¿Cuál es la terapia más adecuada? ¿Tratamiento conservador o mejor la agresividad de la cirugía? ¿Habrá solo secuelas asumibles o el tratamiento dejará una lesión permanente e incapacitante?

En estos caos es el tiempo quién dará la respuesta, pero ello además de obvio, no ayuda a resolver el conflicto, aunque tampoco lo pretendo, seria muestra indiscutible de la alteración mental de quien escribe estas líneas. De lo que estoy seguro es de que todo pasa, todo fluye, como decía Heráclito. Y ese fluir, nos debe hacer sentirnos moderadamente optimistas. Nada es eterno y lo que hoy es un problema, dentro de un tiempo deja de serlo con toda seguridad, estamos ante una constante vital.

No es prudente magnificar los hechos. Hacerlo nos lleva a que la ansiedad se dispare y sobre todo a que los más vulnerables sufran las consecuencias negativas, como ya está pasando según me decía un colega psiquiatra catalán. Aumento de las consultas médicas y también de los diagnósticos de depresión y ansiedad. Esa es la dura realidad.

Lo más triste y preocupante dicen los “todólogos” es que ha habido una ruptura de la paz social y un enfrentamiento de individuos, socios, amigos, compañeros y hasta de familiares. Pero también como dice el Eclesiastés “no hay nada nuevo bajo el sol”, y sin duda las aguas volverán a su cauce.

Esta tormenta social y política que ahora estamos viviendo debería servir para llamar la atención de los errores cometidos, modificar el rumbo que llevamos y no olvidar lo que es la llamada “condición humana” a la que todos, absolutamente todos, estamos atados.

www.josecarlosfuertes.com

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El llamado “problema Catalán”

Lo que estamos viendo y sufriendo estos días a través de los medios de comunicación unos, y otros en el mismo lugar de los hechos, es una realidad social que tiene un trasfondo psicosociopatológico evidente y nada novedoso, se llama populismo.

En Cataluña han proliferado desde hace años y por diversas razones, que no es momento ni lugar de analizar, una serie de líderes populistas que han tenido la habilidad de conseguir que una parte de la población sea transformada en el llamado “enemigo interno”, y que, esencialmente, son todos aquellos catalanes o no, que no piensan como ellos ni asumen disciplinadamente sus postulados populistas-independentistas.images

Pero a ese enemigo interno construido según los intereses populistas dominantes, le hace falta otro enemigo, el llamado enemigo externo, también hecho artificialmente y compuesto básicamente por la llamada sociedad española que es quien les roba; las multinacionales “sin alma” que buscan exclusivamente el interés de sus accionistas; los empresarios “apátridas” preocupados solo por incrementar su patrimonio; los intelectuales indígenas o foráneos siempre que sean críticos y discrepantes con sus postulados  y, por supuesto, los medios de comunicación social que aunque relaten lo que ven y opinen libremente, van a ser considerados perversos y a constituir todos ellos lo que los populistas-independentistas llaman el Antipueblo.

Es decir, ya tenemos una consecuencia psicosociopatología que nos puede explicar en parte el trasfondo de lo que está ocurriendo en Cataluña por el momento pero que puede extenderse sino se le pone remedio.

Por un lado, estaría el Pueblo, esto es, aquellos a quienes los líderes populistas, (sujetos con trastornos de la personalidad, cuando no con auténticos delirios de grandeza), les han dado la titularidad exclusiva de la catalanidad. Por el otro lado, estaría el Antipueblo (variado, heterogéneo y silencioso), que no quiere independizarse y que está en profundo desacuerdo con el nacimiento de una nueva nación, y mucho menos, de una nueva raza.

Los líderes populistas utilizando tergiversaciones de la historia, soflamas y arengas han estado durante mucho tiempo marcando las diferencias (en su mayor parte inventadas) y a la vez, y eso si es grave, inyectando odio, animadversión y construyendo un enemigo irreal, pero al que tarde o temprano habrá que combatir y, a ser posible, destruir.

En resumen, vemos como por un lado estaría el Pueblo que es el que acumula todas las virtudes y que además nunca se equivoca, que sabe siempre lo que le conviene y que elige “libremente” lo mejor. Por el otro, estaría el Antipueblo que almacena todos los defectos y maldades, y que es el que impide al Pueblo que este consiga vivir en libertad ejerciendo todo tipo de presiones para someterlo y “vampirizarlo emocionalmente”.

Una vez establecida esta dicotomía el siguiente objetivo de los líderes populistas será por un lado, inocular animadversión en el Pueblo contra el Antipueblo, y además conseguir que el Pueblo llegue a “enamorarse” de los líderes populistas (independentistas radicales) para que les “perdone” todo lo que han hecho, o incluso lo que tendrán que hacer, (manipulación, corrupción, cambios constitucionales ilegales, desobediencia a la justicia, salirse de las reglas democráticas etc.), para llegar al objetivo final: la independencia del estado opresor.

Por supuesto, todo lo que vaya mal y todo lo que no confluya con los criterios doctrinales e ideológicos de los líderes populistas será culpa del Antipueblo, cuyo interés esencial es seguir oprimiendo y “vampirizando” los esfuerzos y las voluntades del Pueblo.

Toda esta ingente tarea obviamente no se puede conseguir en unos días, ni tampoco en unos meses, ni siquiera en unos cuantos años. Es necesario que las ideas independentistas y segregacionistas que se han inyectado se refuercen con un adoctrinamiento intensivo constante, sobre todo a través de un sistema educativo encargado fundamental de recoger y transmitir las ideas claves, que, posteriormente serán reforzadas a través de los medios de comunicación adecuados y leales, las redes sociales preparadas para ello, e, incluso, hasta líderes religiosos afines a la causa. El Pueblo está convencido de que piensa libremente y es incapaz de percibir la manipulación cerebral que se está ejerciendo sobre él.

La última fase del lavado cerebral se produce cuando los líderes populistas “venden” al Pueblo soberano, ese que nunca se equivoca, la idea de que ellos, sus líderes, solo pretenden satisfacer las necesidades sociales del pueblo y que son ellos, los líderes, quienes tienen la solución y la cura de todos los problemas sociales, que ha creado el Antipueblo.

En esta fase lo que se produce es una multiplicación del gasto social de una forma estrepitosa; se incrementan los subsidios a aquellos que son afines; se dan dadivas a los más comprometidos, y se reparten todo tipo de prebendas para que la inoculación de sus ideas sea cada vez más intensa se anclen en el cerebro emocional, siendo el cerebro racional o neocortex incapaz de analizar.

Obviamente esos despropósitos económicos y el sectarismo que los regula, provocaran necesariamente a un aumento de impuestos, lo que a su vez aumentara la inflación y la deuda pública. el Pueblo indefectiblemente será más pobre, pero entonces las culpas recaerán sobre el Antipueblo (enemigos internos y enemigos externos) que a su vez habían sido “inventados” o “recreados” por los líderes populistas.

Como podemos deducir de todo lo dicho, las circunstancias del llamado hecho diferencial catalán son mucho más complejas que un simple correlato emocional identitario. Por eso aplicar solo medidas coactivas, es como tener un proceso infeccioso y pretender su curación bajando exclusivamente la fiebre, sin atacar a los gérmenes que lo están producido. El enfermo mejorará y estará incluso más cómodo, pero si no se aplica un tratamiento etiológico-causal (antibióticos, aumentar su inmunidad, hidratarlo adecuadamente, etc.), llegará a morirse, aunque eso sí, la muerte se producirá sin tener una décima de fiebre.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¿Terelu esta deprimida?

Me encontraba en pleno sopor postprandial acompañado, lo confieso, del programa que cada sobremesa nos ofrece Telecinco, cuando de repente me ha desvelado lo que allí estaban comentando. Los contertulios hablaban con locuacidad y vehemencia de la situación personal y emocional de Terelu Campos. Es más, ella misma salió y también expresaba con meridiana claridad su estado anímico.

El-suicidio-y-el-acto-suicida

Terelu, como la llaman televisivamente, lo contaba muy bien. Había perdido la ilusión, no sabía muy bien por qué, pero estaba triste y abatida. No tenía motivación, ni tampoco capacidad para disfrutar de las cosas. Estaba decaída sin un motivo que lo explicara y además lloraba con excesiva facilidad. Su aspecto reflejaba una tristeza contenida, un malestar que le estaba haciendo sufrir, aunque pretendía disimularlo. Cuando oí todos esos comentarios de forma automática y por deformación profesional apareció el diagnóstico: Terelu Campos tenía una depresión.

IMG_1182

Ya algo más despejado puede seguir oyendo como los tertulianos, a la sazón compañeros de Terelu, buscaban las causas de su molestia, enumerando unas cuantas. Probablemente todo lo que estaban diciendo influía negativamente en sus sentimientos y seguro que algunos comentarios eran factores precipitantes. Pero tengo la impresión que, sin haber visto profesionalmente a esta señora, ni conocer su biografía, los argumentos que se daban no justifican del todo su estado actual. En mi opinión Terelu Campos padece una depresión mayor, en el sentido técnico del término.

Si Terelu acudiera a mi consulta sin duda le prescribiría un antidepresivo y también un reposo prolongado, fuera del estrés que conlleva un programa de televisión como en el que ella participa diariamente. Después, cuando la tormenta haya pasado y cuando las “aguas vuelvan a su cauce”, quizá sea el momento de plantearse una psicoterapia, es decir, ver cómo puede modificar algunos pensamientos y que decisiones debe tomar para mejorar su proyecto vital.

El drama de la depresión es que todo el mundo habla de ella y casi nadie la conoce en profundidad, salvo los que la sufren por supuesto, y, en cierta manera también, los profesionales de la salud mental que intentamos ayudarles a llevar su dolencia.

Estar deprimido no es estar triste, es tener una melancolía inmotivada. Estar deprimido no es estar apático, es sufrir una dejadez inmensa e injustificada desde primeras horas del día. Estar deprimido no es tener dificultad para automotivarse, es haber perdido la capacidad para disfrutar y sentirse como un ser extraño en un mundo extraño. Estar deprimido no es estar ausente, es sufrir una pérdida de memoria y atención importante e incomprensible. Estar deprimido es, sin duda, tener una de las peores enfermedades que existe.

La depresión afecta al 5 % de la población mundial, y la sufren el doble las mujeres que los hombres. Esta enfermedad a pesar de tener un tratamiento eficaz y bastante seguro, sigue siendo un padecimiento atroz y en muchos casos con una clara tendencia a la cronificacion, a las recaídas e incluso al suicidio.

La depresión mayor, antaño llamada endógena, requiere siempre, y digo siempre, un tratamiento médico psiquiátrico. Por ello hay que iniciar cuanto antes un abordaje psicofarmacológico con antidepresivos y ansiolíticos, y hacerlo además durante un periodo de tiempo variable, pero que en ningún caso será inferior al año.

Esperar a que una depresión mejore espontáneamente, o con buenos consejos, o haciendo un viaje familiar o tomando cafelitos con las amigas es, además de una pérdida de tiempo, un riesgo inasumible para la evolución y el buen pronóstico de una enfermedad que, a decir de muchos, es una de las cosas más dura que le puede pasar a cualquier ser humano.

josecarlosfuertes.com

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Juana Rivas: Comprendo pero no comparto.

En un estado democrático y de derecho hay que cumplir siempre las leyes. Para corregir y enmendar los supuestos errores judiciales, si los hubiere, están establecidos de antemano los diferentes tipos de recursos.

Juana RivasLo que ha hecho Juana Rivas es comprensible humanamente, pero inadmisible legalmente, ya que no es otra cosa que tomarse la justicia por su mano. Dª Juana Rivas amparándose en el fervor popular y en una “asesoría jurídica” que, a la luz de los resultados producidos y a decir de los expertos ha sido más que cuestionable, ha tirado por la calle del medio desoyendo las resoluciones de varios tribunales y jueces.

Yo creo en la justicia, por devoción y por obligación. Estoy seguro que las leyes funcionan y que son un medio esencial para garantizar una convivencia pacífica en un estado moderno. No es correcto que cada uno interprete la ley como mejor le plazca, ya que entonces no hay ley, y si no hay ley, no hay orden ni justicia, y lo que emerge en esos casos es la llamada Ley de la Jungla, es decir, que cada uno haga lo que le dé la real gana.

Dª Juana podrá tener usted razones muy poderosas para su pelea, no soy yo quien para cuestionar ese extremo, es más, como padre créame que la entiendo. Pero por muy poderosos que le puedan parecer sus argumentos, debe someterlos siempre a la ponderación de la Justicia. Eso es lo razonable, lo sensato y lo prudente en democracia y en un estado de derecho, y lo que además están haciendo otras personas en situaciones similares.

Actuar como lo ha hecho Dª Juana Rivas, es, una conducta emocional, primaria y posiblemente esperable en una madre a la que le quieren arrebatar sus “cachorros”. El problema no ha sido tanto de Dª Juana, sino de aquellos que, de forma fría y profesional, le han aconsejado, animado y ayudado a hacer lo que ha hecho.

Parece que por fin las aguas vuelven al cauce, y ahí es donde Dª Juana Rivas tiene que saber navegar con diligencia y buen tino. Como padre, insisto, la disculpo; como psiquiatra la entiendo y como ciudadano aplaudo que haya dado marcha atrás e intente poner a su drama personal un remedio pacífico y ajustado a derecho.

PSIQUIATRIA FORENSE

www.josecarlosfuertes.com

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Carta para Andrea Janeiro

imagesHola Andrea he estado viendo estos días los comentarios vertidos contra ti en eso que llaman “redes sociales”, y que no son otra cosa que un sustituto todavía mas cutre y bochornoso del antaño “patio de vecinos”.

Figúrate, personas que no te conocen de nada, que no saben quien eres, ni mucho menos como eres, y que se permiten hablar como lo hacen demostrando con ello su majadería y vulgaridad. Esos mentecatos se toman la osadía de valorarte y hacer afirmaciones no solo groseras, sino vergonzosas para ellos y, también, para lo que llamamos “condición humana”.

Nada mas tener 18 años y exponerte por primera vez a los medios ya te han mandado un aviso serio y contundente: no te van a perdonar que seas la hija de Belén Esteban. Ese será tu lastre, tu carga y tu cruz. Yo en cambio, si me lo permites, te felicito por ello. Nada habla mejor de una persona que el que este orgullosa de su madre y el que sepa reconocer el valor que tiene.

Belén Esteban, tu madre, es polémica, contradictoria, peculiar, espontánea, vehemente, pero sin conocerla personalmente, tengo la impresión que es buena gente y eso es escaso hoy en día.

Vas a tener que llevar sobre tus espaldas, lo quieras o no, su fama y sus fallos. Lo bueno y lo malo. Ser hija de quien eres no es fácil, tiene cosas buenas y positivas, pero también conlleva una carga pesada que espero y deseo no te llegue a aplastar.

Si me permites un consejo muy sencillo: aprende a pasar de todo eso. Relativiza las cosas y sobre todo piensa que nadie te puede hacer daño si tu no le das ese poder. Ya verás cuando vayas caminando por la vida la cantidad de estúpidos con los que te encuentras.

También te darás cuenta que hay personas muy “retorcidas”, muy rencorosas, incluso observarás que hay muchos desequilibrados que intentaran dañarte, los psiquiatras lo sabemos bien. Te lo repito, pasa de ellos. Es cuestión de entrenarte todos los días y te darás cuenta como al final se puede conseguir un estado de “pasotismo saludable” que es muy beneficioso para vivir en el mundo actual.

También observaras que hay personas sanas, nobles, buenas y generosas. Valóralas como se merecen. Ni todo es malo, ni todo el mundo merece la misma consideración. No es sano ser desconfiada, pero si lo es ser prudente. Si lo consigues, serás mucho mas feliz y tendrás mayor bienestar.

Me ha irritado lo que he leído, te lo confieso, por que creo que es injusto y zafio. Me parece también grosero y deliberadamente dañino. Eso no es libertad de expresión, sino impunidad. Esos sujetos demuestran con sus palabras lo que son: unos seres trastornados y amargados. Además de ser también unos cobardes al esconderse detrás del anonimato que proporcionan las redes sociales.

Por lo tanto, te lo repito una vez mas, óbvialos. Solo son insignificantes seres que no te pueden herir ni dañar si tu no lo permites. Ya sabes el viejo refrán que dice: “No ofende el que quiere sino el que puede”, pues ponlo en practica. Esos chiquilicuatros de medio pelo no te pueden ofender.

josecarlosfuertes.com

IMG_4597

 

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

¿Depresión o depre?

Hemos visto últimamente en algunos medios, sobre todo en aquellos dedicados a la llamada crónica rosa, la polémica suscitada por un famoso cómico sobre todo en la década de los 90 y sus aventuras y desventuras amorosas, llevadas al esperpento, no tanto por el propio protagonista, como por los medios del corazón, y, como no,  por algunos de los interesados que han surgido alrededor del protagonista pretendiendo conseguir no solo su momento de gloria, sino también algunos pingües beneficios.

IMG_4597

En este ir y venir de mensajes y entrevistas, hemos visto como uno de los participantes en el circo mediático hablaba de sufrir depresión y ansiedad. Servidor tuvo la oportunidad de hablar en directo con el susodicho en el programa de Espejo Publico donde colaboro todas las semanas y le recriminé su actitud. Le dije que no me parecía bien hablar de depresión y hacerlo de la forma tan inadecuada en la que lo hacia. Le comenté también que un enfermo depresivo no podía ir de plató en plató hablando de sus amores y desamores, ya que su enfermedad es tan dura que le impide a veces hasta vivir.

Mi discurso, lo reconozco, fue un poco cortante, directo y sin ambages. Estaba indignado y haciéndole ver al personaje que hablar con esa frivolidad y simpleza de una enfermedad tan dolorosa era no solo inadecuado, sino también un agravio para a los que estaban realmente enfermos.

Hoy muchas personas afirman tener depresión, pero la verdad es muy diferente. Hay personas que lo que tienen son disgustos, problemas, contratiempos, adversidades y todo ello les pone tristes. La depresión es otra cosa, es una tristeza sin motivo, sin causa ni razón externa. La depresión se acompaña de dificultad para pensar, para sentir, para comunicarse, en suma para hacer todo aquello que la persona hacia antes sin apenas dificultad. Eso es la depresión una enfermedad incomprendida e incomprensible, y lo es también para los que estamos todos los días intentando combatirla.

El enfermo deprimido no quiere vivir, es más, piensa en la muerte como un descanso y alivio. Y a veces el enfermo intenta el suicidio aplastado por el sufrimiento que le atenaza. Estar deprimido es una de las peores enfermedades que se puede tener. El dolor moral es pavoroso, enigmático y deja al enfermo totalmente bloqueado.

Por eso no se debe hablar de depresión cuando lo que tenemos es una “depre”, forma coloquial de denominar la reacción de tristeza ante los problemas mas o menos cotidianos. La depresión la sufre el cinco por ciento de la población mundial. La depre podemos afirmar la tenemos en algún momento el cien por cien de la población, es decir, todos los seres humanos.

El lenguaje, cuando hablamos de determinadas realidades hay que cuidarlo al máximo, y mucho mas cuando lo hacemos en medios de comunicación. Unir la farándula y el show con una enfermedad tan terrible como es la depresión es simple y llanamente “salirse del tiesto” y mezclar “las churras con las merinas”.

www.josecarlosfuertes.com

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El violador de La Paz

Se ha suscitado de nuevo la polémica sobre que hacer ante los violadores reincidentes, en concreto sobre el llamado “violador de la Paz”. Hemos oído comentarios de todo tipo, desde los mas “buenistas” que inciden en tratamientos psicoterapéuticos para cambiar la actitud de la persona de forma mas o menos voluntaria, hasta los mas contundentes que piden la prisión perpetua asociada a la castración quirúrgica.

La polémica que hemos vivido estos días con la puesta en libertad del violador-asesino del “ascensor” y de la “Paz” (parece casi un titulo nobiliario) pasará como pasa todo en la vida. Dentro de unos días ya no hablaremos de la violación ni de sus consecuencias en la victima; no hablaremos tampoco de porque el violador lleva a cabo actos tan execrables, ni de sin solo delincuentes o existe alguna tara en su cerebro. Simplemente la noticia pasará al olvido hasta que otro nuevo y triste suceso salte a las primeras paginas de las rotativas e informativos de televisión.

Las penas de cárcel no son suficientes para este tipo de delincuentes, al menos se estima que no lo son para un 10 % de los sujetos que van a reincidir con una probabilidad rayana a la certidumbre. Para estos delincuentes/trastornados es necesario adoptar unas medidas especiales. Medidas para proteger a la sociedad de sus desmanes y, también, por que no, para protegerles a ellos mismos de sus impulsos asesinos patológicos.

Tenemos que ser valientes y cambiar algunos de los criterios legales actuales. Por ejemplo, es imperioso disponer de una normativa clara que permita imponer un tratamiento coactivo a aquellos violadores desde su ingreso mismo en prisión, para que su estancia en los centros penitenciarios no sea solo un pasar el tiempo apartados de la sociedad, sino aprovechar la reclusión para que recuperen “su salud”, y de esta forma cuando salgan esten en las mejores condiciones para intentar su reinserción.

Unknown

Sería perentorio también que cuando haya pasado el tiempo de condena estipulado y soliciten la libertad vigilada, además de los sistemas de control actuales, ordenes de alejamiento, etc., se les pueda imponer un tratamiento psicofarmacológico asociado, para ayudarles a controlar sus impulsos y a modular su desbordada apetencia sexual.

Seria muy útil para todos los delincuentes sexuales, ofrecerles la posibilidad de poder tener una libertad vigilada, siempre que se sometan voluntariamente a tratamientos médico-farmacológicos de probada eficacia y no solo terapias psicológicas cuya utilidad en algunos casos es nula.

Limitar solo la libertad temporalmente de un delincuente que además es desequilibrado/trastornado/tarado como algunos de estos sujetos son, solo es un remedio parcial, pero no soluciona el problema. Hay que dar un paso mas y bloquear-modular químicamente sus sistemas neuroendocrinos, que están en la base de estas  conductas.

Para dar estos pasos hay que ser “radical” (ir a la raíz) y decidido. Hay que dejar lo políticamente correcto de lado y garantizar también el bienestar de la sociedad frente a unos sujetos que tienen un severo “defecto de fabrica”, que les impide gestionar adecuadamente sus impulsos sexuales y su agresividad.

josecarlosfuertes.com 

 

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

Noelia de Mingo

 

Noelia de Mingo

Hace 14 años la sangre se nos helo cuando supimos que una médico de la Fundación Jiménez Díaz, residente de reumatología para das señas, en un ataque de locura mato a tres personas. En el juicio se demostró que estaba muy enferma, quedó también acreditado que había sufrido un episodio psicótico agudo sobre una esquizofrenia de base que venia padeciendo desde hacia años. Al parecer nadie se había “percatado” de la descompensación y agravamiento producido hasta que la tragedia salto. Increíble y vergonzoso a la vez.

Al cabo de este tiempo la Dra. De Mingo vuelve a ser noticia por que los informes médico-forenses aseguran que esta “curada” y que ya puede abandonar el psiquiátrico penitenciario donde estaba internada y en tratamiento, al habérsele aplicado una medida de seguridad en lugar de una pena prisión.

El tribunal en aquel momento entendió que estaba exenta de culpabilidad por que los luctuosos y terribles hechos que la Dra. De Mingo protagonizó se debieron a la enfermedad mental que sufría. Hoy, y tras el mencionado informe forense todavía en estudio por el tribunal que entiende del caso, el debate se vuelve a abrir sobre si es aconsejable o no su salida definitiva del centro de internamiento donde se encuentra.

Servidor lo tiene claro, muy claro. Un paciente psicótico, adecuadamente tratado, y aunque en el pasado haya realizado hechos tan graves como los que estamos valorando, es menos peligroso, si esta correctamente tratado, que una persona de las llamadas “normales”.

La peligrosidad del enfermo psicótico emana esencialmente de sus trastornos en el pensamiento (delirios) y en la sensopercepción (alucinaciones). Esto es, de un convencimiento irrefutable e irrebatible de que algo terrible para él esta pasando o puede pasar. Y ese algo o alguien se le muestra presente por voces que le hablan, le increpan, le amenazan, etc. Ahí esta la clave de lo ocurrido con la Dra. De Mingo y de la sentencia de la Audiencia Provincial que lo valoró.

Noelia de Mingo

Noelia de Mingo es ahora otra mujer, libre, que controla sus ideas, que no oye voces, que no se siente vigilada ni perseguida por nadie. Noelia de Mingo superó hace años la fase aguda de su enfermedad y durante todo este tiempo ha estado rehabilitándose y preparándose para volver a la sociedad de la que se le excluyo en principio para su bien y también para el de los demás.

Solo nos queda ahora divagar menos y actuar mas, promulgando normas eficaces que permitan a los jueces someter a tratamiento involuntario a aquel que lo necesite, sin tener que esperar a que delinca y tengamos otro caso De Mingo. Por que eso es lo que en cualquier momento puede pasar, otro caso de Mingo si tenemos que esperar a que el enfermo “quiera” tratarse y una vez que empieza el tratamiento “quiera” continuar con él.

La enfermedad mental grave, como la que tiene Noelia de Mingo, anula las bases de la libertad y de la autodeterminación, el enfermo no sabe que lo está y no cree que necesite ningún tratamiento. Por ello es preciso “obligarles”, en ocasiones, a iniciar y mantener el tratamiento medico y psicológico oportuno.

Eso si es luchar contra los estigmas y los prejuicios. El resto son elucubraciones y divagaciones muy adecuadas para acompañar una tertulia de café, pero no para conseguir la mejoría de una enfermedad como la esquizofrenia, que solo en España padecen cerca de medio millón de personas.

 

 

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

La ballena azul

ballena-azul-702x468

Una nueva insensatez esta en el candelero mediático. Se llama la ballena azul y consiste en recibir una serie de mensajes imperativos que compelen al sujeto (adolescente) ha hacer determinadas cosas para acabar, absurda e inevitablemente, con el suicidio del “jugador”.

Fue en 2013, en Rusia, cuando sonó la primera alarma. Al menos 130 chicos se suicidaron siguiendo la ruta que marcaba la Ballena Azul, juego que circulaba en VKontakte (equivalente al Facebook en Rusia, muy popular entre adolescentes).

Las autoridades descubrieron que constaba de 50 pruebas que los participantes debían ir superando. Arrancaban con cuestiones sencillas, como por ejemplo hacer un dibujo del animal, seguían con ver películas de terror un día entero, para subir el tono enseguida hasta pedirles acabar con su vida.

En diciembre de 2016 la Policía detuvo a Philipp Budeikin, de 21 años, al que acusaron de ser uno de los cerebros detrás de la Ballena Azul. En entrevista con SaintPetesburg.ru, confesó que lo diseñó para “limpiar la sociedad” a la que dividió entre “gente y residuos biodegradables que no tienen valor”.

Visto lo visto, estaríamos de nuevo ante un sujeto desequilibrado (muy probablemente enfermo de un trastorno psicótico del espectro paranoide) cuyo mensaje ha calado entre adolescentes muy inmaduros, inestables y con necesidad de pertenencia a un grupo que entienda sus miedos y sus frustraciones.

Poco a poco “el líder” (con probables síntomas psicóticos de grandeza y de mesianismo) llega a “abducir” y “manipular” el pensamiento frágil de los menores pudiendo de esta forma manejarles a su antojo. A partir de ese momento ya no deciden ellos sino que les viene impuesta, y el paso al acto final solo es cuestión de poco tiempo.

Este tipo de  salvajadas no son nuevas, lo novedoso es el medio, pero no el fondo, ese ya lo conocemos. ¿Recuerdan lo ocurrido en la Guayana Francesa hace bastantes años donde se suicidaron 900 personas a la vez?, pues estamos ante algo similar.

En psiquiatría se ha llamado “folieux a deux”, “locura inducida”, o “locura contagiada” a aquellas conductas en las que el sujeto mas enfermo es el que actúa de líder. Generalmente se trata de un psicótico con rasgos psicopáticos, este vuelca todo su poder de manipulación y de presión sobre otros seres mas débiles y sensibles, a los que llega a condicionar en su conducta, hasta el punto de poner en jaque incluso la propia vida.

Como les decimos esto no es nada nuevo, pero si se ha producido un cambio importante en los medios y formas en los que se desarrollan los acontecimientos. Las redes sociales que tantas ventajas nos aportan, tienen también su parte negativa. Hay que prestar exquisita atención al manejo que, sobre todo los mas jóvenes, hacen de ellas.

Es perentorio conocer lo que los menores hacen con ellas, con quien se relacionan, que contenidos son los que mas miran, que tiempo emplean para ello. La intimidad de un menor debe ser parcial, como parcial es también su grado autonomía. Los hechos parecen darnos la razón y los psiquiatras tenemos la obligación de advertir de lo peligroso que puede llegar a ser estos juegos “malditos”.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario