¿Quién teme al OULIPO?

No es difícil encontrar lectores que temen al OULIPO. Principalmente porque no todos sabemos qué es el OULIPO y quiénes son sus miembros, si los hay, ni qué hacen, si es que hacen algo, ni por qué están entre nosotros, disfrazados o desnudos, lo que genera un miedo previsible ante lo(s) desconocido(s), un sentimiento de rechazo por lo que tiene(n) de extraño(s), amén de una suerte de cautela preventiva frente a lo que pueda pasar respecto a ello(s). Porque una vez que sabemos qué es y quiénes son los miembros del OULIPO, toda precaución es poca.

El OULIPO, lo sepamos o no, es el grupo literario más longevo de la historia de la literatura. Un grupo, no un movimiento, ni una escuela, ni una tendencia, ni un juego. Bueno, quizá sí sea un juego, un juego demasiado serio como para tomárselo a broma. Un juego, unos jugadores, que pelean a diario con las restricciones del lenguaje, de las formas y de las convenciones. Un juego, unos jugadores, que rompen, o han roto ya, de manera deliberada las normas de la buena educación literaria, las estrecheces de la conducta autoral, las rimbombancias, la rigidez, el academicismo y la presuntuosidad. Desde luego, la cuestión no es baladí.

El OULIPO, en cualquier caso, es un asunto (una permutación, una estrategia, un modo de vida) demasiado complejo para tratar de explicarlo aquí (y demasiado complejo, además, para que yo sea capaz de explicarlo). Pero en realidad no. En realidad no es tan complejo. Para entendernos, el OULIPO es un laberinto construido por las mismas ratas que están dentro y que al mismo tiempo intentan salir de él. Parece una premisa demencial, lo sé, pero es una de las primeras descripciones que hicieron de sí mismos los oulipianos.

Un laberinto, un mapa, un laboratorio, un juego de espejos deformantes, una trampa, una celda, una rueda que no deja de girar, una noche de insomnio, una fiesta que no acaba nunca. Todo eso (y mucho más) es el OULIPO. ¿Para qué intentar explicarlo ahora si gracias al cielo dos editoriales se han puesto de acuerdo para sacar sendos volúmenes explicando qué es y quiénes son los miembros del OULIPO? Sus orígenes, sus manifiestos, sus argucias, sus herramientas, sus reglas, sus no-reglas, sus atajos y sus caminos, sus manifestaciones y sus portavoces, sus intérpretes, su legado y su futuro, todo ello, o casi todo ello, está en los dos libros que todo lector intrépido, sagaz, valiente e indomable (ah, menudo lector ese) no debería pasar por alto.

Oulipo libros

Son dos, en efecto, pero hay y vendrán más. De momento son:  OULIPO. Atlas de literatura potencial, 1: Ideas potentes, publicado por Pepitas de calabaza, una edición a cargo de Hermes Salceda, apoyada en la traducción de los textos que ha hecho Diego Luis Sanromán; y también: OULIPO. Ejercicios de literatura potencial, publicado por Caja Negra Editora, en una edición al cuidado de Ezequiel Alemian, que también se ha encargado de la traducción, y Malena Rey . En ambos han participado, de una manera imposible de precisar, como supongo que ellos mismos deseaban, los dos escritores hispanohablantes que a día de hoy pertenecen al grupo: Eduardo Berti y Pablo Martín Sánchez. Quizá ellos sí sepan decirnos qué es y quiénes son los miembros del OULIPO, porque yo no sé nada o sé poco y todo lo que sé es una fuga y todo lo pierdo o se desvanece.

Por todo lo anterior, nadie en su sano juicio debe temer al OULIPO. O sí, o no, o qué sé yo. Además, ¿qué significa eso de estar en su sano juicio? Yo, desde luego, no podría decir eso de mí. ¿Alguno de vosotros, oulipianos en potencia, oulipianos por anticipación, podría decir de sí mismo tal cosa? Rezo por que no sea así. De lo contrario, la literatura, sus creadores y sus lectores, estaríamos al borde del colapso, y nunca seríamos capaces de salir del laberinto que nosotros mismos hemos creado. Pero lo somos.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Quién teme al OULIPO?

  1. Hermes Salceda dijo:

    Estimado Daniel Jiménez,
    muchas gracias por la atención que has prestado las antologías oulipianas. Gracias por esta reseña llena de humor e inteligencia oulipianas que ayudará a difundir estos dos libros que son el resultado de un trabajo largo.
    Si no te supone demasiado trabajo creo que tanto yo mismo como los editores del volumen de Caja Negra y también los traductores te agradeceríamos que añadieses nuestros nombres a la entrada de tu blog.
    Gracias de antemano
    Hermes Salceda

  2. Daniel Jiménez dijo:

    Estimado Hermes Salceda,
    he incluido los nombres de quienes habéis hecho posible ambos libros en la entrada del blog, y te pido disculpas por no haberlo hecho antes.
    Gracias a todos por este gran trabajo.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *