Los beneficios de los bancos, según Bárcenas

Luis Bárcenas, extesorero del Partido Popular, ahora juzgado en la Audiencia Nacional por el caso Gürtel, por el que Mariano Rajoy ha declarado como testigo, acuñó el término de “contabilidad extracontable”, para definir las cuentas que él llevaba del PP. Bárcenas, sin embargo, no ha inventado nada, salvo el posible hallazgo semántico. La contabilidad, aplicada en las empresas, bancos y partidos políticos, no es una ciencia exacta, sino una disciplina más interpretable que las declaraciones de Mario Draghi o de cualquier político.

La presentación de los resultados de los cinco grandes bancos españoles -Santander, BBVA, Caixabank, Bankia y Sabadell- del primer semestre de 2017 son la otra demostración de que la contabilidad -en este caso financiera- es, sobre todo, opinable, cuando no imaginativa, lo que no impide que sea real. Eso afirman los auditores, que consideran que esas cuentas representan fielmente la realidad de las entidades. Solo hay un problema, a veces, los auditores no aciertan o no son suficientemente explícitos y entonces llega la tragedia. Es lo que ocurrió con Bankia, antes de su rescate, y lo que sucedió en junio con el Banco Popular, presidido por Emilio Saracho, cuando “en horas veinticuatro”, como una comedia de Lope de Vega, perdió todo su valor, como si todo fuera “extra contable”.

Los cinco grandes españoles han ganado 7.966 millones en el primer semestre de 2017, un 21,2% más que el mismo periodo de año anterior. Los beneficios en España -hay que descontar la actividad internacional de los bancos que presiden Ana Botín y Francisco González- fueron de 2.856 millones, un 17.6% más en los seis primeros meses de 2016. Buenos datos y buenas noticias, porque es importante que los bancos ganen, aunque para los menos informados sea impopular y munición para demagogos.

Los resultados de los bancos en España, aunque buenos, tienen letra pequeña. No es “extracontable”, pero está ahí. Por ejemplo, el negocio típico bancario, el margen de intereses, sigue sin despegar, salvo para Caixabank que logra que crezcan un 15,1%. En todos los demás casos cae, desde el 11,4% de Bankia al 0,3% del Sabadell. Las comisiones, sin embargo, van viento en popa, suben un 14% para el conjunto de los cinco grandes, alcanzan los 4.062 millones y son la clave de los beneficios. Por último, el Santander, como explicó su consejero delegado José Antonio Álvarez, ha vuelto a hacer las cuentas del Banco Popular, después de quedárselo tras su colapso, y le salen unas pérdidas de 12.000 millones que, sin duda, son reales, pero que alimentan las dudas sobre la verdadera situación de esa entidad antes de la intervención. Parece un ejemplo paradigmático de contabilidad extrancontable y algún día alguien -como lo de Bárcenas- tendrá que explicarlo. Los bancos, por fortuna, van mejor, pero tienen trabajo pendiente, mientras de Estados Unidos llegan rumores de la reaparición de productos “subprime”, ahora para financiar coches. Ojo. Barcenas no inventó nada.

(Una versión de este artículo se ha publiado en El Periódico de Catalunya)

Acerca de Jesús Rivases

Jesús Rivasés, director del semanario 'Tiempo'.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *