Socialismo de derechas y catástrofes anunciadas

Mariano Rajoy y su Gobierno han retomado la actividad con el chute de optimismo de la bajada de paro registrado en 2016 de casi 400.000 personas, el mayor descenso estadístico de la historia. Algunos de los pocos liberales españoles, no sin sorna, recuerdan que todo ha ocurrido en un año en el que, en la práctica, no ha habido Gobierno y que la sociedad se ha organizado por sí misma. Otros liberales, como José Luis Feito, anuncian su escepticismo para el futuro tras algunas de las recientes medidas económica del equipo de Rajoy. No presagia lo peor, como Roubini, el profeta de las catástrofes, al inicio de la era Trump, pero sí advierte.

El Instituto de Estudios Económicos (IEE), que preside el propio Feito, en plena vorágine navideña -quizá eligió el momento- ha puesto en circulación un durísimo informe sobre las últimas decisiones del Gobierno. “Las recientes reformas adoptadas en el Consejo de Ministros -dice el texto del IEE- materias fiscal y social (subida del salario mínimo, de los costes laborales con el incremento de las bases mínima y máxima de cotización, y el incremento del tipo efectivo del Impuesto sobre Sociedades) afectarán negativamente a la inversión empresarial, a la creación de empleo y la tasa de desempleo estructural en España incidiendo, especialmente, en los parados de larga duración y con un menor nivel de cualificación”. Y luego añade que intentar corregir el déficit “solo por el lado de los ingresos, y afectando a los costes laborales de las empresas, impactará negativamente sobre el crecimiento económico y el empleo”.

El Gobierno de Rajoy ha encajado las críticas, pero no cambiará su política, definida en privado por algunos como “socialismo de derechas”, expresión apostillada hace tiempo por el propio Feito entre amigos, como “lo peor”. El inquilino de la Moncloa, que ha hecho doblar la rodilla a todos sus adversarios y que puede tener todavía mucho futuro por delante, ha elegido su propia vía de combatir el populismo alimentado por la crisis. Antón Costas, en estas mismas páginas, escribía sobre “el viraje social de la derecha” y citaba los ejemplos de Theresa May en el Reino Unido y las promesas de Donald Trump. Eludía toda referencia española, pero precisaba que la derecha gana apoyo con una agenda social más propia de la izquierda. Los socialistas de la gestora que encabeza Javier Fernández y que intentan rehacer el partido se atribuyen el mérito de los primeros volantazos del Gobierno e incluso es posible que, si no estuviera necesitado de apoyos, Rajoy no hubiera adoptado las últimas medidas. Los éxitos, no obstante, si llegan, figurarán en el haber  del inquilino de la Moncloa, aunque mucho dependerá en gran parte de lo que ocurra a partir del 20 de enero, el primer día de la era Trump, cuyos anuncios de proteccionismo, aislacionismo y “Estados Unidos primero” son, para Roubini, “una receta para el desastre económico y militar”. Predijo la Gran Recesión y ahora anuncia la gran catástrofe, pero no es infalible.

(Una versión de este artículo se ha publicado en El Periódico de Catalunya)

Acerca de Jesús Rivases

Jesús Rivasés, director del semanario 'Tiempo'.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *