El paro: Alguien miente

Las mentiras pueden clasificarse en grandes, pequeñas y estadísticas. Los datos del paro entran de lleno en la última categoría. La cifras del desempleo, publicadas con regularidad monótona todos los principios de mes, permiten emitir juicios opuestos sin que nadie se ruborice. Todo apuntalado, claro, en datos estadísticos. En el mes de mayo el paro aumento en 15.058 personas, según los registros del INEM (Instituto Nacional de Empleo), dependiente del Ministerio de Trabajo, que ahora gobierna Celestino Corbacho. El dato es claro: 15.058 parados más. Las interpretaciones, como casi siempre, pasarán a formar parte de la antología de la confusión. Los responsables de la propaganda gubernamental se concentran en explicar que la población activa ha aumentado en 650.000 personas el último trimestre y quer ahora hay 330.000 ocupados más. Puede parecerlo, pero no es contracdictorio con el aumento de paro, aunque sí confuso si no se aclara. La explicación es sencilla. Al aumentar las personas dispuestas a trabajar (la población activa) puede haber más con trabajo, pero también más en paro, que es lo que ocurre ahora. Los agitadores de la oposición se esfuerzan es esbozar una realidad muy opuestaa. Para conseguirlo explican con todo detalle que, en el último año, el númro de desempleados ha aumentado en 380.344 personas y que paro, con la excepción de marzo -y por el efecto de Semana Santa-, crece sin cesar desde octubre de 2007. Los datos que se arrojan el Gobierno y la oposición son ciertos. Sus interpretaciones, sin embargo, son una especie de manoseo estadístico de las cifras para justificar sus posiciones. El Gobierno está obligado a admitir que el paro ha subido, pero al ministro Pedro Solbes no le parece que las cifras sean “espectaculares”. Para Soraya Sáenz de Santamaría, por el contrario, el dato “es alarmante” y al Gobierno “le supera una crisis”, por cierto descrita incluso por el presidente Zapatero como “desaceleración”. Alguien miente, es evidente. Incluso es posible que todos lo hagan. Por otra parte, los economistas afirman que el dato del paro registrado de forma mensual en las oficinas del INEM, ya sea positivo o negativo, no tiene ninguna relevancia económica. Las cifras importantes y significativas son las que ofrece la llamada EPA (Encuesta de Población Activa) cada trimestre. Las últimas, por cierto, no fueron buenas y las próximas tampoco lo serán. Cuandoi aparezcan también todos volverán a decir lo que más les convenga. Las mentiras estadísticas gozan y gozarán de buena salud.
La otra crónica del director

Acerca de Jesús Rivases

Jesús Rivasés, director del semanario 'Tiempo'.
Esta entrada fue publicada en La otra crónica del director y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *