Un fin de semana en Seúl, ¡gran descubrimiento!

No sé dónde viviré en unos años ni qué me permitirá disfrutar la vida. Por si las moscas, 2016 está siendo muy especial porque estoy saboreando cada mes, cada fin de semana, cada día entre semana, todo lo que se me pone por delante. Y hace aproximadamente dos semanas pensé, ¿por qué no escaparme a Seúl de viernes a domingo? Está a poco más de dos horas en avión desde Tokio y quién sabe si volveré a tener una oportunidad tan próxima.

Reconozco que no me preparé en profundidad la escapada coreana. De Corea del sur sabía que tienen una mujer al frente del Gobierno, que su cosmética es la mejor del mundo, que  son típicos los restaurantes de barbacoa, que el bibimpa es uno de sus platos más populares – que como mucho en Tokio, por cierto – y, obviamente, la situación con sus vecinos del norte, ¡pero nadie me había avisado de la ciudad tan increíble, moderna y agradable que me iba a encontrar!

Cuentan con un arroyo en el centro que lo han convertido en un espacio socio-cultural alucinante, un derroche de modernidad en cada esquina de la ciudad que me dejó sin palabras y que han fusionado, de manera ejemplar, con la tradición y la historia que arrastran. Hay espacio para pasado y futuro y no hay prioridad para ninguno.

Palacio Gyeongbokgung, Seúl, Corea del Sur

Palacio Gyeongbokgung, Seúl, Corea del Sur

A primera hora asistí al cambio de guardia en el Palacio Gyeongbokgung, uno de los cinco que puedes encontrar el la capital y que suma más de 600 años. No es muy largo y merece la pena.

La zona universitaria es maravillosa: mucha gente joven en la calle bailando, tomando algo, intercambiando apuntes, tiendas súper modernas (y a buen precio) y un ambiente que, en general, bien me recordaba a España. Más tarde alguien me dijo que a los surcoreanos se les considera los españoles de Asia y… Totalmente de acuerdo.

Oso en lo alto de un edificio en Seúl, Corea del SurCaminé mucho, a penas usé el transporte público porque es una ciudad muy cómoda, con distancia sí, pero que merece la pena disfrutar desde arriba y no metido en un vagón de metro. Fue así como me encontré a un oso gigante en lo alto de un edificio. 

Rincones molones en Seúl, Corea del Sur

Y a este perro que custodiaba la entrada a uno de los muchos museos que abarrotan la ciudad. Alto nivel cultural que se palpaba también en la gente, interesada y con curiosidad por todo.

Edificio maravilloso en Seúl, Corea del Sur

Cafeterías molonas por todas partes donde reunirte con amigos o estudiar y también, zonas residenciales donde te encantaría alquilar un apartamento durante un año.

Perro en Seúl, Corea del SurMe fui de Seúl más que encantada y con la obligación de modificar mi ranking de las ciudades en las que me gustaría vivir. Si después de mi visita a Australia del año pasado Melbourne se situaba en la primera posición, ahora tengo serias dudas, entre la primera y la segunda posición. Quizá Seúl, quizá Melbourne… Lo que está claro es que  irremediablemente Singapur pasa a la tercera posición. 

Me gustó la comida, me gustó la ciudad pero lo que me cautivó fue que los surcoreanos están siempre sonriendo, con un gesto amable, divertidos, dando la sensación de que disfrutan de la vida, mostrando sus emociones… Puede que tenga que ver que los japoneses son todo lo contrario. No es que sean infelices, es su manera, es cultural pero, se agradece cruzarte con gente por la calle que le sonríe a la vida, o al menos lo parece :D

Hasta aquí unas pinceladas de mi escapada surcoreana aunque estoy segura de que echáis en falta algo. No hay fotos de comida ni largas menciones gastronómicas… ¡Hasta aquí puedo leer!

Sean felices, ¡molones!

Esta entrada fue publicada en Escapadas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Un fin de semana en Seúl, ¡gran descubrimiento!

  1. Josu dijo:

    Qué ganas me has dado de visitar el país!!!! Quiero saber más!!

  2. Anna dijo:

    Ese viaje lo tengo pendiente,me encantaría visitar Corea del Sur

  3. Laura dijo:

    Esta semana compro el billete!Me encanta

  4. Pingback: Comiendo en Seúl ¡y chupándome los dedos! | Japón y yo

  5. Pingback: Embarazada en Japón (Parte 2) -más personal- | Japón y yo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *