¿Cómo es un onsen? Nos colamos en uno privado

Uno de los placeres nipones que siempre conquista a los viajeros son los onsen: baños termales con aguas naturales que disfrutas desnudo y compartes con otras personas de tu mismo sexo. Os hablé de mi primera experiencia aquí, junto al Monte Fuji, cuando no entendía muy bien qué era todo eso y me suponía cierto rubor entrar desnuda. Fue la primera de muchas porque siempre que puedo me escapo a uno y en esta ocasión fue especial porque tuve la oportunidad de tener uno sólo para mi. Estuve durante más de una hora en un onsen privado.

Interior onsenNormalmente siempre hay dos espacios diferenciados: un onsen para hombres y otro para mujeres con sus pozas interiores y exteriores, baños… Pero en este ryokan (alojamiento típico japonés) podías pagar un poquito más y tener ese espacio en la intimidad. Genial para mi y también para vosotros porque tuve la oportunidad de fotografiarlo por dentro, algo que, sin son compartidos, resulta – obviamente – imposible.

Lo primero que debes hacer al entrar es lavarte bien. Para ello tienes estos habitáculos con espejo, taburete, productos de higiene… Te sientas y comienza tu ritual de lavado. Cuando estás en onsen compartido llama mucho la atención esa primera imagen cuando entras y te encuentras a una hilera de personas lavándose y cuidándose antes de entrar a las aguas termales.

Zona de ducha en el interior de un onsenUna vez limpio, te sumerges en la poza o bañera que quieras. Como podéis ver en la primera imagen, este onsen privado era muy pequeñito, sólo tenía una poza de madera con agua caliente y unas vistas fantásticas.

Lavavo y tocador en el interior de un onsen

Una vez finalizado tu baño y super relajado, pasas a esta zona. Sentado, frente al espejo del lavabo, de secas el pelo, te das todo tipo de cremas y das por concluido tu tiempo de relax.

Creo que os podéis hacer una idea con estas imágenes. Sobre la experiencia, está muy bien estar sólo en un onsen pero tiene mucho más encanto ir a los que son comunes. Como os decía, sorprende ver a todo el mundo en hilera lavándose o, después de los baños, cómo se cuidan y se miman frente al espejo durante un buen rato antes de salir. Esto, en el caso de las mujeres que es lo que yo he podido ver.

¿Qué os ha parecido? Los que habéis estado en Japón, ¿probasteis un onsen? Mi recomendación a todos los que vienen es ¡que no dejen de hacerlo!

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Vida nipona y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ¿Cómo es un onsen? Nos colamos en uno privado

  1. Miguel Calderón dijo:

    En 2014 estuve en uno de los 10 mejores Ryokan de Japón: el Yama No Chaya de Hakone. A parte de tener en el recinto varios onsen públicos, con la estancia de una noche tienes derecho a reservar uno de ellos para ti solo y/o tu pareja durante 45 minutos. La experiencia me encantó y fué fantastico disfrutar de ese momento de relax después de patearte durante la mañana y parte de la tarde Hakone y los dias previos Tokyo. Además gracias a ese servicio del Ryokan pude disfrutar de un onsen tradicional, ya que por culpas de mis tatuajes no puedo entrar a los públicos convencionales.

    Felicidades por tu Blog Maite, me encanta leerte y me ayudas a sentir Japón un poquito más cerca. ¡Un beso!

    • Maite García Almazán dijo:

      ¡Hola Miguel!

      Qué experiencia tan maravillosa. Me apunto el ryokan y a ver si puedo ir algún día :) Sobre los tatuajes hay mucha gente que se pone esparadrapo color piel sobre el tatuaje (si no es muy grande) para poder entrar. Por si te sirve para una próxima vez…

      Muchas gracias por tu mensaje y un placer tenerte por Japón y yo

  2. Pingback: Junio, con tela de kimono en el techo, en imágenes | Japón y yo

  3. Carlos dijo:

    Hola Maite
    El año pasado nosotros estuvimos en un hotel en el que disponíamos en la habitación de onsen privado.
    Este año vamos a ir y no hemos podido reservar ningún hotel dado lo caro y ocupado que está. Conoces algún onsen que se recomendable por Tokio o kyoto. Algo que te haya sorprendido. Muchas gracias y enhorabuena por tu blog

    • Maite García Almazán dijo:

      Hola Carlos,

      te recomiendo el Kurama onsen, en Kyoto. Está a las afueras, hay que coger un tren pero es una maravilla entre las montañas.

      Espero que te sirva y si finalmente vas, ¿me lo cuentas? ;)

      Gracias por leer Japón y yo.

  4. Pingback: Primer finde del año, 100% japonés | Japón y yo

Responder a Maite García Almazán Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *