Tokio-Estambul-Madrid-Soria

De nuevo llega el momento de empaquetar todos los abrazos guardados desde Navidad para repartir en España durante el mes de Agosto y de nuevo se me amontonan las emociones y todas las cosas que quiero hacer en mi cabeza. Aunque sí, reconozco que en Navidad fue distinto: era la primera vez que volvía a casa después de instalarme en Japón y los sentimientos estaban más descontrolados.

Ahora lo siento diferente. Quizá porque tuve la suerte de tener a mis queridos padres y a mi querida hermana hace unos meses por Japón y me dejaron tanto amor que podría estar aquí varios meses más sin tener la necesidad de ir -aunque tengo en España a una pequeña de pelo blanco a la que no veo el momento de ver-. También te das cuenta de que esto es real, de que vives en Tokio y todo, poco a poco, va poniéndose en orden. La sensación inicial es un tanto surrealista. Antes me paraba y decía «¿en serio vivo en Tokio?» y ahora me paro y digo «vivo en Tokio». Conclusión: mi nueva etapa está más controlada y mi sitio está aquí.

El otro día una amiga me preguntaba por la maleta, qué meter, siempre el mismo dilema pero, no sé porqué en esta ocasión no me preocupa, apenas he preparado nada. Estos últimos días sólo pienso en aprovechar cada minuto y en valorar esos momentos que ahora no son tan usuales. No quiero dormir tanto como acostumbro, porque dejo de hacer cosas, y quiero escuchar hablar a la gente, en persona, mirarles y que hablen, que durante el resto del año ya hay muchos mensajes de móvil y correos electrónicos.

La distancia me está dando cosas que antes no tenía, casi todo emociones y momentos que jamás olvidaré. Las primeras palabras de mi abuela después de tanto tiempo sin vernos o la reacción de esa pequeña de pelo blanco de la que antes os hablaba… Qué ganas de estar.

Por supuesto que Japón y yo no se va de vacaciones y seguirá contando cositas. La semana que viene os llevaré de viaje a uno de los rincones más especiales de Japón así que os espero el próximo miércoles.

Disfruten queridos lectores :)

Esta entrada fue publicada en Maitadas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Tokio-Estambul-Madrid-Soria

  1. Me ha gustado mucho tu post. Sé que Barcelona no se puede comparar con Tokio, pero cuando empecé a vivir allí era justo esa misma sensación que describes. Recuerdo un día en que miré mi llave (que el dueño había esmaltado en colores chillones) y me dije a mí misma: «Sí, Nuria, vives en Barcelona». Porque claro, una sale de Ciria (Soria) y se baja en Paseo de Gracia y todo es raro y grande… no me quiero ni imaginar lo que tiene que ser Tokio.

    Te seguiré por aquí, sin duda… y quién sabe, lo mismo hasta nos cruzamos un día por El Collado sin saberlo ;)

    • Maite García Almazán dijo:

      Nuria,

      Un placer tener una soriana más por aquí con la que compartir sensaciones lejos de nuestra tierra.

      Mantendré los ojos bien abiertos en Soria por si me cruzo con una editora con carrito ;)

      Gracias por tu mensaje y ¡bienvenida!

  2. Patricia dijo:

    Hace tiempo que te sigo por instagram, pero hasta hoy no había entrado en tu blog……. Voy a visitar Japón por primera vez en Octubre!
    Así qué por aquí me quedo, me encanta todo lo que estoy leyendo. Un saludo

    • Maite García Almazán dijo:

      Hola Patricia,

      Qué alegría que te subas al autobús de Japón y yo. ¡Bienvenida!

      Octubre es un mes maravilloso para visitar Japón, ya verás :) y, cualquier cosa o duda, sí quieres, no dudes en enviarme un correo electrónico (maite.garcia.almazan@gmail.com)

      Un saludo y gracias por comentar en el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *