¿HAY ALGUIEN AHÍ?

¿Hay alguien ahí? Espero que no muchos. Me estreno en esto y desde que el director de “Tiempo” me pidió que escribiera un blog he notado un cierto desasosiego. En mí mismo, claro. Los que tenemos más de 30 años, bueno, más de 40, bueno… pues eso, los que no hemos nacido con un ordenador bajo el brazo conservamos un respeto reverencial por el artículo impreso, ese que tienes que escribir, si trabajas en un semanario, tres, cuatro e, incluso, cinco días antes de que la revista esté en los quioscos. Eso son emociones fuertes: escribir desde la imaginación, anticipar el futuro, montar crisis de Gobierno cada trimestre, coincidiendo con el IVA. Esto otro, lo de Internet, tiene mucho menos mérito. Lo publicas y lo “despublicas” a tu antojo, en tiempo real; puedes añadir la foto de tu primera comunión (o mejor la de George Clooney, por si cuela), vídeos, enlaces con otros artículos y qué se yo cuántas cosas más. Por si fuera poco, lo que llaman el “sistema” te va contando cuántos te leen y los palos que te pegan los que te leen. O sea, maltrato animal. El papel es mucho más benévolo: permite el autoengaño y no condiciona la autoestima.

Pero en fin, qué se le va a hacer. Adaptarse o morir, esa es la cuestión. Y aquí estoy, dispuesto a contar lo que veo y sobre todo cómo lo veo. Me gusta la política, el cine, los libros, el teatro, viajar y comer, entre otras docenas de cosas. De todo ello intentaré dejar mis opiniones y experiencias un par de veces por semana. Y a pesar de todo me gusta el medio, Internet, sobre todo porque intuyo que aún no somos del todo conscientes de los cambios que va a provocar en nuestras vidas. Creo que fue Oscar Wilde el que dijo aquello de que el periodismo era ilegible y la literatura no se leía. Yo espero que desde esta plataforma ayudemos a poner el valor el buen periodismo; y no al revés. Hay muchos aforismos  referidos a este oficio nuestro. Uno de mis favoritos es el que reza: “Por fin soy periodista y la realidad ha dejado de interesarme”. Me viene a la cabeza a menudo. Últimamente más de lo normal, coincidiendo con el éxito de algunos formatos televisivos. En fin, lo dejaremos para otro día. Yo solo espero que, arropado por unos estupendos compañeros de viaje con los que comparto esta web (los que se ven y los que no), la realidad, tal y como yo la vea y la cuente, les sea útil en algún momento. Que no es poca cosa. Hasta luego.

Acerca de Agustín Valladolid

Periodista. En algunos sitios me llaman comentarista político, en otros tertuliano. No sé qué es peor, pero es lo que hay.
Esta entrada fue publicada en El punto medio y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *