Compras Navideñas

No es un secreto que me encanta ir de compras.  Es mi deporte favorito. Pero no sé si me gusta mucho ir de compras acompañada. Es más, odio ir de compras acompañada. Es más bien un vicio solitario que procuro realizar en la más estricta intimidad. Por eso, cuando la pasada semana Mateo me propuso ir juntos a comprar los regalos de Navidad de las respectivas familias no supe qué decir, excepto: “¿Irás vestido de Papá Noel?” No era la frase más original del mundo, ni conseguí mi propósito que era disuadirle de tamaña osadía. Para mí, ir de compras juntos era aún peor que ir a correr juntos. Pero ¡qué necesidad teníamos de compartir algo tan íntimo! Sé que es una visión muy particular de las compras, así que a la cuarta excusa absurda que me inventé, Mateo se dio cuenta. Y yo, que entiendo que es una manía de una persona que se ha hecho a sí misma, claudiqué. Era más sencillo pasar una mala tarde que tratar de explicarle porque es una mala idea ir juntos de compras. Así que allí estábamos, él, yo y miles de personas más que habían tomado exactamente la misma decisión que nosotros. Una de las decenas de razones por las que no quería acompañar a Mateo de compras, era porque no necesitaba, de momento, saber mucho sobre su familia, quién era, de dónde venía. Aún guardo en mi memoria los recuerdos recientes de mi ex suegra andaluza y su familia. Pero como tampoco este era el momento de explicarlo, traté de preguntar lo mínimo posible por este aspecto concreto de su vida. Claro que él no me lo ponía fácil. Por ejemplo, “¿Qué te parece este jarrón de Lladró para mi madre?, colecciona figuras de porcelana y este me parece perfecto para el salón de casa, donde…”, tuve que cortarle en seco antes de que me empezara a dar detalles de cómo era su casa o su madre. ¡Es perfecto!, le dije, y añadí: “sencillo, elegante, soberbio, transmite calidez y emoción, sobriedad y cercanía, lujo y sencillez”. Creo que nunca había descrito una pieza de porcelana con tanto cariño como aquella tarde. Lo que fuera por pasar aquel capítulo cuanto antes. Con su padre lo tuvimos algo más complicado. Gracias a las compras ahora sé que usa gafas, lleva tirantes, fuma en pipa y, de vez en cuando, usa sombrero. Y no, esto no es el quién es quién de cuando éramos pequeños. También sé que tiene dos hermanos. Él. No su padre. Uno más mayor y otra que está en la Universidad, a los que compramos un maletín y un móvil, respectivamente. Superada esta bonita estampa familiar, fuimos a tomar un chocolate caliente porque, efectivamente, aún nos quedaba la bomba de la jornada que llegó en torno a las ocho de la tarde y acompañada de unos churros. “¿Qué vas a hacer en Navidad?, ¿Te gustaría venir a comer a casa algún día?” Y, por primera vez, agradecí inmensamente que, como cada tarde, le sonara el móvil y tuviera que retirarse para hablar.

 

PD.: El Mundo de Cecilia G. se despide hasta el próximo 11 de enero. Espero que tengáis muy buenas Navidades y que el 2016 sea un año maravilloso para todos. ¡Os espero a la vuelta!

 

Acerca de Cecilia G.

Todos los lunes, una nueva historia.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Compras Navideñas

  1. Tamara dijo:

    Lía, cuanto tiempo sin decirte ni mú! Ya lo siento pero me he puesto a estudiar y tengo muy poquito tiempo… Pero este fin de semana me puse al día con tu blog, si es que me encantas, que te voy a decir! Como he echado de menos leerte!

  2. Tamara dijo:

    Lía, cuanto tiempo sin decirte ni mú! Ya lo siento pero me he puesto a estudiar y tengo muy poquito tiempo… Pero este fin de semana me puse al día con tu blog, si es que me encantas, que te voy a decir! Como he echado de menos leerte!

    • Cecilia G. dijo:

      Hola Tamara!!
      muchas gracias y mucho ánimo con los estudios!! te deseo lo mejor para este 2016 que acaba de comenzar!!
      un besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *