Caída Libre

Despertarte en una casa ajena, sin tu ropa, sin tus muebles, sin tu seguridad, da vértigo. A eso se unía el remordimiento por haber vuelto a caer en las redes de Jairo. Ahora entiendo el famoso dicho de que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Adaptado a nuestros tiempos, diría algo así como que la mujer es el único bello y glamuroso animal que tropieza cien veces con el mismo hombre y la misma cama. Concretamente en la del tío más complicado, raro y difícil con el que me había tropezado en mi vida. Quizá por eso me gustaba. Porque era un reto, un imposible, una necesidad de conquista. Sin embargo, las montañas se escalan hacia arriba y yo estaba como la economía española, en caída libre. Pensaba todo esto acurrucada en el lado izquierdo de la cama de Jairo. Sin atreverme a dar la vuelta por si estaba o, peor aún, por si no. Estiré mi pierna de gacela y dibujé un arco hacia atrás.

-¡Ayyyy!, gritó

(Mierda, mierda, mierda y ¿ahora qué?. Piensa rápido, Lía, piensa. Y pensé en…hacerme la dormida.)

-¿Lía, estás despierta?, dijo en un susurro.

Desde el otro lado de la cama, mi respuesta fue el silencio contenido.

Tras éste, un ruído de sábanas, unos pasos, una puerta, la ducha y, al fin, un beso en mi mejilla.

-Buenos días, le dije y vi que ya estaba vestido. Más guapo si cabe que la noche anterior.

-Buenos días, contestó, mientras me acariciaba el pelo. Me tengo que ir. Salgo de viaje, estaré fuera quince días. Coge lo que quieras de la nevera y tira de la puerta. Lo pasé muy bien anoche. Hablamos.

Y besándome de nuevo se despidió. No sé porqué me sorprendía. La idiota había sido yo acudiendo a una desesperada llamada de media noche. La idiota había sido yo al colgarme, otra vez, de un tipo imposible. Dice una buena amiga que la vida nos pone los mismos obstáculos una y otra vez hasta que aprendemos a superarlos. Quizá esa era la enseñanza.

Me vestí, quería salir de allí. Toda la casa estaba llena de luminosos intermitentes con la palabra: T-O-N-T-A. Pero antes, la tentación era inevitable. ¿Dejarle una nota?, ¿olvidar una prenda en su habitación? Mejor aún, cotillear todo su apartamento. Estaba feo, pero, ¿no lo era también que él me dejara tirada en su cama? Lo tomé como una recompensa al daño inflingido.

Tenía una decoración práctica, muebles de diseño modernos, colores fríos. La casa de alguien que apenas habita en ella. Abrí su mesilla de noche. Me llamaron la atención dos cosas. Una fotografía de una persona mayor, muy serena. Puede que fuera su madre. La otra era un libro. No daba crédito a lo que veía. No me refiero al libro, aunque cada vez son más escasos, sino a su contenido. El título era:  “Eyaculación precoz. Manual de diagnóstico y tratamiento”. Estallé en carcajadas.

Mientras me vestía, no podía dejar de sonreir. De repente, ya no me sentía tan mal. Había descubierto el talón de Aquiles.

Acerca de Cecilia G.

Todos los lunes, una nueva historia.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Caída Libre

  1. Jes extender dijo:

    Peor hubiera sido -supongo-encontrarse un “Jesús Extender”, ¿No?
    Sigue así Lía, me estoy enganchando.

  2. Carolina dijo:

    jajajajajaja
    pobre Jairo… se las da de ‘homme terrible’ y luego mira, todos tienen sus pequeños secretitos.

    Muy divertido el blog, me río mucho con cada post
    ;)

  3. Anónimo dijo:

    Ni el más divino humano, seductor y ávido de conquistas es perfecto e imbatible… la inseguridad, la flaqueza y el miedo están presentes en todo “hombreperfectoguaperasyestiloso”… y, por mucho que nos pese, en el fondo nos siguen gustando, porque dominan el arte de poder esconder el miedo (o lo que es lo mismo, el arte de ser carismáticos y de seducir)… Y lo manifiestan a menudo usando cualquier excusa y momento para conquistarte… (o quizá en el fondo lo que anhelan es conquistar los miedos y complejos que los atormentan en sus todavía presentes pesadillas infantiles…) ¿Quién lo sabe?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *