Archivo de la categoría: El juego de la economia

para etiquetar los posts importados de este blog del sistema viejo

Cinco tiros matan más que seis

Seguir leyendo

Publicado en El juego de la economia | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El timo de las pensiones

La cosa se está poniendo realmente fea para los que aún no nos hemos jubilado pero, ya entraditos en años, vemos los 65 a la vuelta de una década. El llamado grupo de los cien, integrado por una centena de economistas, profesores y académicos, ha preparado un estudio en el que propone como soluciones para mantener vivo el sistema público de pensiones que la edad de jubilación legal se reduzca de los 65 a los 67 años y que el retiro voluntario, que ahora se puede pedir a los 61 con la pérdida de una parte de la pensión, se retrase a los 63. Seguir leyendo

Publicado en El juego de la economia | Etiquetado , | Deja un comentario

El dinero hace felices solo a los pobres

Un premio Nobel de Economía, Daniel Kahneman, y la universidad estadounidense de Princeton han utilizado un buen montón de horas de trabajo para demostrar que el dinero no da la felicidad pero ayuda. ¿A que usted y yo ya lo sabíamos?
Lo interesante del estudio, publicado en la revista PNAS y recogido por otro buen número de medios de comunicación, no es la conclusión, casi obvia, sino que le pone cifras. La felicidad, vienen a decir los autores del sesudo artículo, va aumentando de forma directamente proporcional al incremento de ingresos, pero sólo hasta los 75.000 dólares (unos 60.000 euros) de salario bruto anual. A partir de ahí, hay otros factores que influyen más en que uno sea más o menos feliz.
Si no me equivoco al sacar conclusiones, creo que esto quiere decir que los pobres son infelices, los que viven bien son más felices y los que viven muy bien, pues depende, porque ya eran felices cuando ganaban 60.000 euros, que dan para vivir bien, y ahora tienen otras ocupaciones o preocupaciones que influyen de manera determinante en que su estado de ánimo se acerque más a lo gozoso que a la tristeza vital.
Francamente me parece dar pistas al enemigo. ¿Se remitirán a este estudio los empresarios que deseando el mayor nivel de felicidad para sus empleados no suban el sueldo por encima de los 60.000 euros para no poner en peligro su vida feliz? Los autores del artículo se curan en salud y dicen que las cifras manejadas no significan, por ejemplo, que la vida mejore si a uno le suben el sueldo, por ejemplo, de 80.000 a 120.000 euros, pero insisten en que habrá otros factores que intervendrán más que el dinero.
¿Hay soluciones? Quizás a algún ministro de Hacienda maquiavélico se le ocurra que, en aras a la defensa de la felicidad de los ciudadanos, lo mejor para evitar frustraciones es poner un impuesto que recorte los ingresos a partir de la cantidad que asegura la vida más feliz y sin preocupaciones.
Hacerse ya se hizo. No por estas razones, evidentemente, pero en Suecia hubo muchos años en los que a partir de una determinada cantidad de ingresos, el resto de la renta tributaba hasta por el 75%. Esto hacía que empresas y trabajadores pactaran otro tipo de mejoras en lugar de sueldos más altos, porque al final los empresarios pagaban un pastizal y los empleados sólo recibían una pequeña parte. Ni que decir tiene que el odio hacia Hacienda fue creciendo de año en año y que los suecos vivieron después en carne propia que aunque no te haga completamente feliz, ganar más, aunque ya ganes lo suficiente para vivir sin aprietos, también ayuda. Seguir leyendo

Publicado en El juego de la economia | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La banca, su madre y los hijos

¿Estaría alguien dispuesto a dejar su coche en un garaje, sin poder sacarlo, hasta dos años, a cambio de que le den por él lo que presuntamente vale como vehículo de segunda mano (según los catálogos oficiales) y para poder recuperarlo tenga que pagar lo mismo que le dieron más un 8% de interés anual? Pues sí. Hasta cuarenta personas al mes han firmado los papeles en la única empresa que parece hacerlo legalmente en España. Es la cruda realidad y esto me hace pensar en el sistema financiero. Seguir leyendo

Publicado en El juego de la economia | Etiquetado , , | Deja un comentario

parados agresores y deuda

Es agosto. El calor y las vacaciones relajan las mentes, pero no podemos permitir que hagan estragos sobre la cultura occidental que tantos siglos nos ha costado consolidar. Permítanme que retome esta comunicación bloguera comentando dos ejemplos de excesiva relajación mental que pueden dar lugar a equívocos económicos y estadísticos hasta el punto de impedir la normal conciliación del sueño ahora, precisamente ahora,  que es cuando ese fresco nocturno comienza a dejar dormir. Seguir leyendo

Publicado en El juego de la economia | Etiquetado , , | Deja un comentario

A lo mejor Alemania tiene razón cuando se enfada

Muchos de los economistas antisistema, que también los hay, dicen en repetidas ocasiones que todos los países que se han dejado llevar a ciegas por los planes diseñados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) han sufrido algún tipo de desastre. Yo, personalmente, creo que los economistas del FMI a veces dicen muchas cosas obvias, de manual, sin mirar por debajo de las cifras. Eso que decían los antiguos contables de que “al papel hasta el culo le has de ver”.
Habiendo escuchado ayer como escuché a Felipe González hablar sobre la crisis de Europa, el ex presidente español tiene la misma opinión que el FMI. En su último informe con recomendaciones, el Fondo insta a las autoridades germanas a olvidarse por una temporada de los precios y fomentar el consumo interno para así lograr que su economía se equilibre algo más con las del resto de sus vecinos. El problema, según el Fondo, es que el crecimiento de la economía de Alemania se produce mayoritariamente por las exportaciones, mientras que el resto de socios del euro ven cómo sus economías crecen fundamentalmente por el consumo interno después de haber comprado muchas cosas a las empresas germanas.
Esto es de catálogo. Si Alemania incrementa su consumo interno crecerá más y sus vecinos también, porque podrán vender más bienes y servicios a los alemanes. Si las autoridades germanas, por el contrario, continúan en sus trece de basar su crecimiento en las exportaciones y no estimulan el consumo interior, como los vecinos no están en su mejor momento tampoco les comprarán como antes y todos irán cuesta abajo. No parece descabellado entonces darles la razón a Felipe González y al FMI. Pero es que los alemanes llevan muchos años con una política económica muy especial.
Tras la reunificación de las dos alemanias, allá por finales de los ochenta, el nuevo país inició un proceso de ajuste para equilibrar las economías de ambas partes (la occidental y la oriental), que  según algunos estudios de la época estaban a años luz, puesto que la renta real de Alemania Occidental era entre tres y cinco veces superior a  la de la Alemania ex comunista. Una de las cosas que ha caracterizado este proceso de ajuste ha sido la congelación en la práctica de los salarios en la parte occidental de Alemania durante décadas. Gracias a ello los orientales se les han acercado, igual que también se han acercado a la alemana las rentas de españoles, portugueses y griegos.
Una situación como esa sólo puede mantenerse en el tiempo con una inflación cercana al cero, porque sólo si los precios no suben los salarios congelados conservan el poder adquisitivo real. De ahí que las autoridades económicas alemanas hayan mostrado siempre un rigor obsesivo en el control de la inflación. Ahora han vuelto a hacerlo. Probablemente a Alemania no le hace falta un plan de recorte de gastos de 80.000 millones de euros como el que ha aprobado su Gobierno, pero si deja que su economía se convierta en el motor del consumo europeo, su inflación puede subir y sus sindicatos pueden armar un lío contra la congelación de salarios. Esto también es de catálogo.
¿Debe pensar más Alemania en Europa que en sí misma y no ahogar la incipiente recuperación del continente? Desde fuera es fácil decir que sí. Desde Alemania se ve de forma contraria. Y no nos olvidemos que ese espejismo de que con el euro todos nos hemos vuelto tan ricos como los alemanes tiene dos vertientes: en Alemania son un poco más pobres y fuera hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Ahora toca sufrir un poco o, lo que es lo mismo, quizás Alemania tiene parte de razón cuando se enfada. Seguir leyendo

Publicado en El juego de la economia | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

¿Llegará el dinero barato a los ciudadanos?

Casi todas las autoridades que en el mundo son y han sido se han hartado de recordarnos en los últimos tiempos que una de las causas del desaforado gusto de los españoles por comprar pisos ha sido el bajo coste de los préstamos. Con el tipo oficial del euro al 2%, que era como estuvo antes de las crisis sucesivas, las hipotecas eran baratas y parece, al decir de los expertos, que incitaban a endeudarse hasta las cejas. Seguir leyendo

Publicado en El juego de la economia | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¿Quién manda aquí? ¿las bolsas o las autoridades?

Pues siento decirlo, pero cada vez está menos claro. Por primera vez en la historia, los bancos centrales de medio mundo, incluida ha huidiza China, deciden bajar los tipos de interés y las bolsas siguen cayendo. Por primera vez el Banco Central Europeo dice que prestará a los bancos todo el dinero que quieran al 3,75% y el euribor sigue muy por encima del 5%. ¿Qué está fallando? ¿Qué quieren las bolsas? ¿Son tan avezados los inversores bursátiles que hacen los análisis en minutos y deciden que las medidas tomadas no funcionarán y siguen vendiendo sus acciones como locos? Seguir leyendo

Publicado en El juego de la economia | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Sarkozy traducido: Salvemos los bancos y hundamos la Bolsa

Caben dos posibilidades: que la capacidad de abducción del presidente francés, Nicolás Sarkozy, sea ilimitada o que los mandatarios reunidos con él en París este fin de semana no sepan a ciencia cierta lo que és una crisis, y mucho menos lo que es una crisis bancaria, y mucho menos lo que es una crisis económica creada por una crisis financiera. Para eso tienen asesores que cobran un potosí pero que parece que no trabajan, o a lo mejor es que los mandatarios sólo saben hacer política, decir cosas que parecen grandes pero que están huecas y por muchos asesores que tengan seguirán sin saber a qué se enfrentan. Total… ¿para qué? La política y la vida real están cada vez más distantes. Seguir leyendo

Publicado en El juego de la economia | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Bancos salvados y ¿los clientes?

Todo arreglado. O no. Ni mucho menos. Las bolsas seguramente no se hundirán. Los analistas verán cómo las cosas comienzan a ir mejor. Pero la economía occidental ha abierto una veda que tiene difícil la fecha de caducidad. Dejar que la banca se infecte y después meter dinero a saco para salvarla no parece el mejor método pedagógico para los gestores bancarios implicados en las quiebras. Seguir leyendo

Publicado en El juego de la economia | Etiquetado , , , | Deja un comentario