¿Quién manda aquí? ¿las bolsas o las autoridades?

Pues siento decirlo, pero cada vez está menos claro. Por primera vez en la historia, los bancos centrales de medio mundo, incluida ha huidiza China, deciden bajar los tipos de interés y las bolsas siguen cayendo. Por primera vez el Banco Central Europeo dice que prestará a los bancos todo el dinero que quieran al 3,75% y el euribor sigue muy por encima del 5%. ¿Qué está fallando? ¿Qué quieren las bolsas? ¿Son tan avezados los inversores bursátiles que hacen los análisis en minutos y deciden que las medidas tomadas no funcionarán y siguen vendiendo sus acciones como locos?

Hay muy pocos aspectos en los que personalmente pueda estar de acuerdo con Silvio Berlusconi, primer ministro italiano, pero por una vez, y sin que sirva de precedente, creo que tiene razón cuando pide a los italianos que no vendan las acciones ue poseen. Argumenta Berlusconi que esto no es como la crisis de 1929. Que entonces unos desaprensivos inflaron el valor de las acciones que valían 10 hasta cien y que cuando asomó el miedo todo era humo. Ahora -añade el primer ministro de Italia- tenemos unas empresas fuertes, con inversiones seguras, pero que están sufriendo sin merecerlo un castigo que se reparte igual para buenos y malos, para especuladores y para gente honrada y trabajadora.

En el fondo de todo esto hay un hecho incontestable que se ha repetido toda la vida. Cuando un inversor pequeño vende presa del pánico a cualquier precio, hay otro más grande, con mayor capacidad de aguantar el tirón, que acude a comprar la ganga. En Bolsa ninguna acción se vende sin que alguien la compre. Cuando un ahorrador miedoso vende con pérdidas, otro -seguramente no tan ahorrador ni tan pequeño- aprovecha la ocasión para ganar más. Y eso sin contar a los fondos de inversión que en épocas de batacazos compran a mansalva para que la media de precio de las acciones que tienen en su cartera sea menor y poder poner sobre la mesa muchas más plusvalías en cuanto la Bolsa suba.

Pero claro, cuando las bolsas caen en picado, aparte de los ahorradores miedosos, también se ponen pálidos los políticos. El sistema no se puede ir a pique. Hagamos lo que sea menester. Bajemos tipos de interés, demos préstamos como si no costaran, aseguremos depósitos, intervengamos bancos, todo menos que cunda el pánico en la Bolsa. ¡Craso error! Cuando en enero y febrero de 2009 las empresas presenten sus resultados de 2008 va a haber muchos sustos. La crisis habrá recortado drásticamente los beneficios. ¿Qué haremos entonces? ¿Nacionalizar las empresas para que no caigan sus cotizaciones? ¿Pasaremos en un año de la economía libre de mercado a la empresa única estatal?

Todo esto merece cinco minutos de reflexión y un poco de cordura. El hecho de que se caigan las bolsas no es el fin del mundo. Que se arruine el sistema financiero si lo es, porque los ahorros y las nóminas de millones de ciudadanos están en las cuentas corrientes. La Bolsa no es un juego de azar. Quien se aventura a ser inversor debe saber que si pone su dinero allí para diez o quince años, o quizás más, como ha pasado toda la vida, al final acabará ganando. Si se juega a la ruleta rusa de ganar mucho en poco tiempo hay épocas buenas y otras en las que todos los agujeros del revolver tienen bala y el tiro está asegurado.

Que caiga la Bolsa, insisto, no es el fin del mundo. Para algunos inversores supondrá un varapalo importante, no lo niego. Pero tomar medidas un día sí y otro tambíén para que las bolsas no bajen puede ser suicida. Si una bajada de medio punto en los tipos de interés no surte efecto podemos interpretar que el mercado pide más. Si se le da otro medio punto y la cosa no funciona, ¿hasta dónde podemos llegar? Es difícil saberlo, pero un poco de paciencia y menos pánico vendedor si no se necesita el dinero para una urgencia no vendría de más para evitar que se forren los cazagangas de turno.


El Contraanálisis

Esta entrada fue publicada en El juego de la economia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *