Pescadores hambrientos y la hucha francesa

Tras unos días fuera de las peleas mediáticas diarias, por aquello de las vacaciones veraniegas, llaman la atención algunas cosas que si no fuera porque son muy serias sonarían a chiste. Un presunto líder de pescadores gallegos dice que le hace mucha gracia que Pau Gasol reivindique la ilusión que siente de ser español cuando los pescadores se dan cuenta -según la particular apreciación de este líder sectorial- de que España no pinta nada por ahí fuera.

Casi en simultáneo, el primer ministro francés, François Fillon, da una rueda de prensa en París en la que dice que ante la crisis económica lo que hay que hacer es organizarse. O lo que es lo mismo, que Europa debe responder unida a una crisis global, porque muchas decisiones económicas ya no dependen de los Estados miembros, osea, de su propio Gobierno, ya que al adoptar la moneda única todos hemos cedido competencias.

A la primera de las cuestiones, la del lider pescador, sólo cabe una respuesta. Su llamativa afirmación viene a cuento de que la Comisión Europea ha amenazado a Mauritania con suspender el acuerdo pesquero si la democracia no vuelve a ese país tras el golpe de estado que han dado los militares hace pocas semanas. ¿Pinta poco España? Para empezar, la amenaza de la Comisión necesita de la aprobación de los 27 ministros de pesca de la UE para convertirse en realidad. Para seguir, quizás este líder pescador querría que España fuera sóla por el mundo, como una gran superpotencia, manteniendo acuerdos con golpistas. O quizás quería volver a los tiempos en los que cuando un país extranjero cerraba sus mares a los barcos españoles nadie cobraba nada de nada. Ahora, si la UE suspende el acuerdo con Mauritaria, los pescadores a los que dice representar ese señor al que no le gusta que Pau Gasol se sienta español recibirán ayudas de las arcas europeas, porque así está previsto.

En lo concerniente a la crisis económica y la visión francesa, ¿Qué titulares utilizarían los periódicos españoles si al presidente del Gobierno, cualquiera que fuera su color político se le ocurriera decir  que ante la crisis que nos afecta lo que es menester es que haya coordinación entre todos los paÍses europeos? Serían incendiarios. El problema real es que Francia tiene las cuentas al límite. La diferencia entre lo que gasta y lo que ingresa ese Estado es, más o menos,el 3% de su riqueza nacional y ese límite no puede ser sobrepasado sin permiso expreso de la Comisión Europea. Como yo no puedo gastarme más, los que sí lo hacen son unos irresposables. Ese es, más o menos, el mensaje del primer ministro francés. Pero es que España lleva ocho años, cuatro con el PP y otros cuatro con el PSOE sin que el Estado gaste más de lo que ingresa. Francia no tiene hucha y España sí. Después será discutible si las medidas adoptadas por el Gobierno de Rodríguez Zapatero son acertadas o no. Esa es otra cuestión. Pero por favor, que nadie pretenda que quien tiene hucha no pueda romperla poque él no la tiene.


El Contraanálisis

Esta entrada fue publicada en El juego de la economia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *