El 155 de la Constitución y la indefinición política

Sobre la idoneidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución, Oscar Puente portavoz de la Ejecutiva del PSOE recientemente ha señalado que ello dependerá de las circunstancias que se vayan produciendo. ¿Qué circunstancias, todavía, son necesarias? Pongamos un ejemplo: unos magistrados de la sección de lo Penal de cualquier Audiencia Provincial que tras la celebración del juicio oral y con la prueba practicada en una causa de uno/varios/múltiples asesinatos consumados dijesen que sólo pronunciarán la sentencia en función de cómo se desarrollen las circunstancias. La misma pregunta ¿qué circunstancias, todavía, son necesarias? ¿Acaso, estas circunstancias consistirían en esperar a ver si las víctimas resucitasen para no dictar sentencia? ¿Qué profesionalidad tendrían estos magistrados? ¿También hay que esperar para pronunciarse sobre la idoneidad de la aplicación del artículo 155 a que el gobierno catalán “resucite” la Constitución por ellos ultrajada? La ilicitud jurídica de la realización del referéndum conlleva un atentado de la legalidad constitucional de contenido equivalente a los demás medios tipificados como atentatorios del orden constitucional. Cuando se prende fuego a la Constitución, lo que debe hacerse correlativamente es encender la llama que vela por proteger la Constitución (las medidas judiciales porque ahora no es el momento del diálogo) y que terminará por quemar a los propios pirómanos porque quien juega con fuego como el gobierno catalán, acaba quemándose.

Por otra parte, el tan llamado derecho a decidir (votación, con efecto, separatista) es un derecho inexistente en cuanto que los derechos son poderes/facultades que concede el ordenamiento jurídico y nuestro Derecho no prevé tal facultad. Al que no le guste la inexistencia de este derecho a decidir separatista debe reformar la Constitución y no se le llame trampa a lo que no beneficia a sus intereses porque la única trampa que existe es la de los que preparan y cavan aceleradamente, hasta altas horas de la madrugada, su propia caída política creando su seudolegislación ad hoc.

Dice Pedro Sánchez que las tribulaciones padecidas tras el octubre rojo le han fortalecido.La proposición no de ley presentada por Ciudadanos de apoyo al Estado y al poder judicial en el 1-O, lo que sí que ha constatado es que dichas tribulaciones más bien parece que le han debilitado hasta el punto que “a las primeras de cambio” es fácilmente influenciable (al modo parecido que llevó al octubre rojo) pasando del “sí” a la PNL, luego a la abstención y finalmente al “no” a la PNL. La introducción de la enmienda de la inclusión de la referencia a la solución pactada/negociada sería abrir un portón/orilla al caballo de Troya del separatismo y que no es propio de ningún partido que sea firmemente constitucionalista. Si  Aitor Esteban, llama “trampa” al cumplimiento de la ley, ¿qué decir de las múltiples formas en que puede desplegarse, cabalgar y desbocarse el caballo de Troya del separatismo? Diversos jinetes (hasta seudoestatales) estarían dispuestos a subirse a lomos del mismo como expresión de su demagogia “progresista”.

Pablo Iglesias respecto de las detenciones producidas ha dicho que va a suponer la existencia de presos políticos y que se precisa mayor sensatez. ¡Hablar de “sensatez”, un segundo después de referirse a “presos políticos”! ¿Es éste (Podemos-IU), el “activo” que Pedro Sánchez pretende acoger en un futuro gobierno PSOE-Podemos? E, Íñigo Errejón ha manifestado que  Mariano Rajoy “está encantado” con estas actuaciones (intervención de cuentas y detenciones). También es éste, otro de los “activos” que pretende acoger Pedro Sánchez?

Entre las declaraciones pronunciadas tras la intervención de las cuentas de la Consellería de Economía del gobierno catalán merece destacar lógicamente las de Carles Puigdemont que ha señalado que el Gobierno ha sobrepasado la línea roja que le separaba del autoritarismo. Debe decirse que el gobierno catalán ha ido más allá de sobrepasar líneas en cuanto que se ha saltado y se ha comido desde la primera hasta la última de todas las líneas de la Constitución (y de sus legislaciones derivadas) creándoles un empacho estomacal tal que les ha afectado al cerebro como órgano rector del rumbo político.

Nuestra legislación civil prevé el internamiento psiquiátrico de urgencia pero aunque la literalidad letra de éste no le sea aplicable (aunque lo parezca) , a través de las acciones penales se llega al mismo resultado: el internamiento en el psiquiátrico del ostracismo político.

Se ha dicho también que el Gobierno ha querido humillar al pueblo catalán con la intervención y las detenciones pero nada más lejos de la realidad sino exclusivamente combatir el incumplimiento constitucional. Si alguna humillación se quiere ver sería en las declaraciones de Miguel Iceta que ha dicho que se ha producido “por este orden” un incumplimiento: del reglamento del Parlament, del Estatut y de la Constitución. Una de dos: o no sabe nada de jerarquía normativa (que no nos lo creemos); o, por el contrario, muestra un desprecio por la legislación constitucional que no facilita el diálogo. ¿Es éste, también, otro de los “activos” de Pedro Sánchez? ¿ Qué contenido relevante puede ser capaz de tener la propuesta de una “abertura” (palabra textual) de Miguel Iceta ?

Dentro del marco de la indefinición e irresponsabilidad  política se halla el célebre posicionamiento de Ada Colau cuando dice que sí que acudirá a votar pero que no sabe si votará “sí” o votará “no”. ¿Quién es , ahora, el que está de perfil ? ¿ Está esperando a deshojar la margarita? ¿Está esperando a que el tractor de Aitor le traiga las urnas con una margarita en el interior? ¿Está esperando a que le cantemos una nana? Pito, pito, gorgorito, ¿dónde-vas-tu-tan-bonita?  ¿A la acera del “sí” o a la acera del “no”?  Pim,pam, no lo sé. Pito, pito, gorgorito. ¡Qué difícil es esto! (votar “sí” o “no”). Si no es capaz de pronunciarse sobre algo tan diametralmente opuesto como suscribir el “sí” al incumplimiento de la legalidad constitucional o suscribir el “no” al citado incumplimiento, ¿cómo va a ser capaz de resolver los problemas que debe  afrontar a lo largo del año el Ayuntamiento de Barcelona?.

Los incidentes de esta pasada noche y los que puedan suceder no son sino la expresión de lo que “se ve ” en el Parlament, luego “se copia” en la calle y dichos incidentes le restan legitimidad en el inicio del estudio, bajo el prisma de la solidaridad, de la objetividad de las reivindicaciones catalanas porque como ha señalado José Rodríguez de la Borbolla: “además de Cataluña y Madrid, estamos los demás españoles. No caben soluciones bilaterales”.

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La senectud catalana y la vergüenza democrática y estado de emergencia

El acto de reunión propagandista en el palacio de la Generalitat de los alcaldes partidarios de desobedecer las resoluciones judiciales agitando las varas de mando más bien  parecía un acto de nostalgia de quienes unánime y colectivamente son conscientes que su senectud política se aproxima y realizan ejercicios de entrenamiento con sus varas preparándose para el cambio de las mismas por el ineludible bastón  de apoyo/sostén en su inexorable caída política. En efecto, el hombre es el único animal (político, también) que en su senectud camina a tres patas y, por otra parte, quien ha “hierro mata” (agitando y elevando varas e incumpliendo la legalidad) a “hierro muere” (recibiendo el “mazo” de la ley).

Si el gobierno catalán no se ha leído/no quiere leerse determinados artículos de la Constitución; otros, en cambio, no se la han leído ni por el forro. Así, Alberto Garzón en una reciente entrevista plantea que si es preciso se cambia la entera Constitución. ¿No es, ésta, la mayor declaración incendiaria? ¿ Quién es, ahora, el que echa gasolina al fuego? ¿Quién es, ahora, el que actúa sin prudencia y sin proporcionalidad?  En lugar que responder a las preguntas, en las entrevistas, con el playback  de introducir su cortar y pegar de demogagia-”progresista”, debería existir un mínimo de conocimiento. Lo que es una vergüenza democrática y un “estado de emergencia” es desconocer que la Constitución de 1978 representa el ADN de la convivencia democrática y desarrollo que la sociedad española ha conseguido en todos sus aspectos. ¿ Se pueden iniciar conversaciones para mejorar determinados puntos concretos (que es éste el verdadero referente que debe presidir cualquier estudio de reforma constitucional) con quienes plantean incluso cambiar la entera Constitución?

Si IU (Alberto Garzón) plantea/”deja caer” (como si nada) cambiar la entera Constitución, ¿ qué haría Podemos y, aún más, su bloque antisistema? La conjunción Podemos-IU no conduce a fragmentar España sino a arrasar España. Aviso a navegantes (PSOE) en un futuro Gobierno PSOE-Podemos. Consciente de ello y de otros muchos cosas es la cara de sopor/peñazo de Pedro Sánchez momentos antes entrar (y, por tanto, soportar/padecer) en la reunión en el Congreso con Podemos-IU tras las primeras del PSOE. Ni se imagina lo que sería continuas reuniones en un futuro Gobierno PSOE-Podemos. Dice Puigdemont que el Gobierno “buscando papeletas ha perdido los papeles”. Más bien, quienes han perdido, por completo, los papeles son otros.

La formación morada que presume de abanderar los “grises” (su seudoecuanimidad) frente al blanco/negro, parece que está más cerca de este último. Viven, por tanto, en su mundo multicolor/daltónico que les impide ver la realidad perdiendo algo más que los papeles como es el rumbo político.

Y, por otra parte, ¿existe alguna voluntad de diálogo en  quienes sólo proponen propuestas que son completamente leoninas? Además de la “propuesta” (o referéndum sí, o referéndum también)  ahora se le une la no menos leonina “propuesta” de Josep Vendrell  de En Comú Podem (se cancela el referéndum y ” a cambio”, el Gobierno acepta un referéndum pactado).

Si la Ley de Transitoriedad jurídica es el parto de los montes, habrá que situar superando ampliamente a la misma (y es, ciertamente, difícil)  el nuevo “apoyo” que parece haber encontrado la Sra. Esther Capella de ERC al señalar como “sustento” del separatismo la disposición transitoria cuarta de la Constitución. En la citada disposición nadie se separa de España.

Y, de vergüenza democrática es, igualmente, la interpretación demagógica/interesada que hace Aitor Esteban de la expresión “cambiar la ley” que según él es una “trampa”. Para que opere el separatismo habría que reformar la Constitución con el quorum exigido, a tal efecto, pero como éste es inalcanzable por los siglos de los siglos para los independentistas; de ahí, concluye  Aitor Esteban que la expresión “cambiar la ley” es una “trampa” (por el alto quorum que se necesita). ¿ Acaso, también, es una trampa su escaño? La misma legitimidad que tiene su escaño, las tienen los quorum de los procedimientos de reforma constitucional pero cuando no les favorece a sus intereses, se le llama “trampa”. Ante semejante deducción, se podría acudir a una reciente expresión de Joan Tardá (utilizada a otro efecto) y decir que a Aitor Esteban parece que le hayan fundido los plomos.

El tsunami de ilusión que dice el Joan Tardá que va a ser el 1 de octubre, lo que en realidad va a ser es un tsunami sin agua (sin urnas) de conformidad al procedimiento de contratación para la adquisición de las urnas que quedó desierto. ¿O, se van a utilizar urnas de “primero de Primaria” de recortable? ¿Será quizá el tractor de Aitor el que acuda, “in extremis”, llevando las urnas?

 

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La Tríada de Cataluña

Además del consabido choque de trenes, también, se escucha hablar del choque de legislaciones. ¿De qué choque de legislaciones? ¿Dónde está ese choque de legislaciones? El único y verdadero choque que existe es el choque entre la Constitución y su triple incumplimiento ( incumplimiento constitucional y los derivados estatutario y reglamentario). Hablar de un triple y manifiesto incumplimiento como conformadora de una  “legalidad” es, todo, un eufemismo. Dichos incumplimientos constituyen un auténtico triple salto mortal y, además, sin red porque no hace falta conocer muchos recovecos legales para aventurar el resultado de los incumplimientos. Por ello, la Diada del 2017 se recordará como la Triada. La Triada del triple incumplimiento.

Pero volviendo al choque de trenes, éste no se va a producir porque el Tribunal Constitucional ha decretado la suspensión de la “legalidad” catalana y la suspensión significa que quedan paralizados sus efectos  con lo que correlativamente el “tren catalán” también se ha paralizado y, una vez paralizado, es fácilmente reconducirlo (en espera del pronunciamiento definitivo del Tribunal Constitucional) no hacia la impresora de las papeletas de Gabriel Rufián sino hacia la trituradora de la “legislación” catalana.

Fruto de haberse quedado sin tren al que subirse, son las conductas desbocadas, sin freno y fuera de control que se enmarcan dentro de lo que se conoce “de perdidos al río”.

El referéndum del 1 de octubre no se va a celebrar porque es un referéndum vacío de contenido (“legislación” paralizada ) y vacío materialmente (sin urnas). Un referéndum sin contenido y sin urnas es una pantomima de referéndum. Así pues, si tras el 1 de octubre (sin tren, sin contenido y sin urnas) Carles Puigdemont tiene el nuevo desvarío político de “declarar” la República catalana pasará a la historia, adicionalmente, como el “Cantinflas catalán”. Además, los ciudadanos catalanes deberían de observar que el primer acto de Carles Puigdemont sería dar un golpe de “Estado” (a la República) para constituir su dictadura porque él está por encima de los Tribunales en cuanto que dice que no le pueden inhabilitar.

También se escucha mucho lo del “referéndum pactado” y que se trata de un, no menor, eufemismo porque como bien ha señalado el Tribunal Constitucional ello implicaría reformar la Constitución (en su núcleo fundamental). Dicho con otras palabras, supondría introducir el caballo de Troya separatista con una magnitud tendenciosamente próxima a relegar la soberanía nacional a, únicamente, una parte de los ciudadanos españoles. Destacado representante del “referéndum pactado” es la formación morada (más bien formación negra , por lo que se dirá) de Pablo Iglesias. Este, en una entrevista realizada en “hoy por hoy” de la Cadena-SER, manifestó ” Nosotros podemos ser ejemplo en algunas cosas; nosotros nos consideramos: patriotas” (09′ 59″ aprox.). Por lo que se ha resaltado de lo  que verdaderamente conllevaría el “referéndum pactado”, no parece que sea nada patriota sostener el mismo.

La referida entrevista de Pepa Bueno es para enmarcar y a la pregunta “¿Usted cree que no se quebró, ayer, la legalidad constitucional/estatutaria en Cataluña?, Pablo Iglesias contesta : ” lo fundamental no son tanto las leyes o los reglamentos” (03′ 16″). Pepa Bueno le recuerda las palabras de Joan Coscubiela “los independentistas actuaron de forma antidemocrática, las instituciones catalanas se colocaron en un estado de excepción ” (05′ 35″) y Pablo Iglesias señala: lo fundamental no es lo que ocurrió ayer” (06′ 06″).

Más adelante, Pablo Iglesias refiere : ” las posiciones de las tonalidades grises (la seudoecuanimidad de Podemos) frente al blanco/negro son probablemente las que más nos acercan a una solución” (08′ 17″). Si introducir el tendencioso caballo de Troya (bien visible) separatista como sería el “referéndum pactado” no es situarse en el “negro”, es que está cegado políticamente.

En los más de 500 años de existencia de la única Nación que ha existido en nuestro territorio: la Nación española, ésta se halla en su mayor desarrollo social,económico y jurídico-garantista y es, en virtud de esta plena madurez alcanzada, por lo que no se va a abdicar ni expresa, ni tendenciosa ni tangencialmente de la soberanía de la Nación española en favor de un , únicamente, grupo de ciudadanos españoles.

Y, por supuesto, en la entrevista Pablo Iglesias utiliza su particular “lenguaje” (al modo de su delfín/imitador el Excelentísimo Sr. don Gabriel Rufián)  repecto, en esta ocasión, a Soraya Sáenz de Santamaría: “no sea usted caradura, señora” (04′ 26″).

Se dice que el problema catalán es un problema político y que no puede resolverse a través de los tribunales pero ello no es tanto porque estemos ante un problema “político” (constitucional) sino porque los tribunales no pueden, obviamente, crear/elaborar normativas las cuales habrán de afrontarse en un momento post- seudoreferéndum “non nata”.En cambio, en estos momentos y en los subsisguientes de persistente y generalizada transgresión de la ley, corresponde su resolución a los tribunales  y a las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado como mera extensión de los mismos. La demogagia fanática así como la demogagia-”progresista” dicen que el Estado no puede esconderse/escudarse tras los tribunales. Ni conocen la historia de España ni la historia en general en cuanto que hace más de dos milenios que los incumplimientos de todas las normaticas tanto las institucionales como la de los particulares se residencian en el ordo iudiciorum. Es cierto que no se pueden poner puertas al campo pero a lo que sí que  pueden ponerse puertas es a los incumplimientos de la ley, a través de los tribunales, tan sólo y simplemente reestableciendo la misma si con ello es suficiente; y, en su defecto, procede desplegar las medidas legales existentes, con todos sus efectos, que es lo que paulatinamente y, por tanto, con plena prudencia se está haciendo.

En la carta remitida por el gobierno catalán y Ada Colau a Mariano Rajoy y a S.M el Rey se dice en el párrafo segundo que “este referéndum no cuenta con el acuerdo del Estado español”. Lo que no dice  es que no cuenta con la legalidad constitucional y el diáologo del que habla el párrafo primero difícilmente se puede iniciar si una de las partes (el gobierno catalán) no cumple los deberes de toda parte contrante como es documentarse (en este caso, leerse la Constitución) en la materia a debatir y sólo cuando esto ocurra se podrá entrar a estudiar y  valorar la objetividad de las reivindicaciones de Cataluña.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El aquelarre catalán

Han existido muchas personas  cada vez menos por la profesionalidad de los Notarios) que para la asignación y reparto de su patrimonio, una vez que fallezcan, establecen en sus testamentos una serie de claúsulas tan pintorescas y enrevesadas de las que se dice que lo que pretenden es, únicamente: “reinar después de muerto”. El gobierno catalán con los acontecimientos vividos los días 6 y 7 de septiembre puede decirse que ha dado un paso más en su rumbo hacia la ultratumba y que no se contenta sólo con “reinar después de muerto” sino que quiere “reinar en su propio funeral”. Sólo así, puede describirse lo allí sucedido de quien sabe que su final está próximo y quiere morir matando. Conscientes de ello, prolongan las sesiones parlamentarias hasta la madrugada revelando que nos hallamos ante el expreso de medianoche que tras el cambio de la aguja accionado por los Tribunales, como garantes de la legalidad, llevarán al gobierno catalán, definitivamente, a la vía muerta del apartadero político. Se ha dicho, por parte del gobierno catatalán que “de la lluvia de millones se ha pasado a la lluvia de querellas”. Y, en efecto, tienen razón porque a la situación jurídico-incendaria del incumplimiento constitucional se la contesta con agua : un chaparrón de querellas. El llamado club de los querellados es, en realidad, el club de los muertos (politícamente) vivientes.

Dicho de otra manera, lo desarollado en el Parlament es el ejercicio del llamado derecho al pataleo por parte del gobierno catalán de quien sabe que no puede hacer nada frente a la realidad del muro (no infranqueable porque están regulados los trámites de su reforma) de la legalidad constitucional. Carles Puigdemont en el inicio de la sesión vespertina del 6 de septiembre calificó las declaraciones de Soraya Sáenz de Santamaría como de “amenazocracia” y siguiendo con este peculiar neologismo habrá de convenirse que el actual gobierno catalán pasará a la historia con la denominación de “la defenestocracia catalana de Puigdemont”; o, quizás, dada la nocturnidad producida, sería más apropiada la denominación de “el aquelarre catalán”.

Los hechos y las declaraciones que han seguido a los días 6 y 7 de septiembre han continuado la vía de la caída en picado. Así, la CUP ha protagonizado un anuncio en el que una furgoneta, representando el proceso separatista y una vez finalizado éste, es arrojada a un barranco por la propia CUP. Si los miembros del gobierno catalán actúan de esta manera respecto al símbolo del separatismo catalán ello es indicativo de cómo tratan y cómo tratarían los derechos de los demás en su seudorepública.

¿Se habrá inspirado el anuncio de la CUP en las manifestaciones (y plasmadas por escrito) del dictador norcoreano Kim Jong- un?: “comencemos con el espléndido sonido de la explosión (léase, el frontal impacto de la furgoneta del separatismo catalán) de la primera bomba de hidrógeno de nuestro país. El mundo entero nos admirará”.

Dígase que lo que el dictador norcoreano no ha conseguido, sí que lo ha conseguido el gobierno catalán. Hace unos días se ha escrito que será un implacable déspota belicoso pero no está loco. Todo el bloque, más firmemente constitucionalista, conviene en advertir la locura política de la deriva del gobierno catalán. Ójala sea cierto que Kim Jong-un no esté loco en cuanto que no accionará el definitivo botón nuclear . El gobierno catalán sí que ya  ha presionado el botón jurídico del golpe de Estado. La propaganga norcoreana resalta que las detonaciones no son obra de su país sino más bien de su líder. La locura catalana no es obra de Cataluña sino exclusivamente de los individuales miembros del gobierno catalán.

Dentro de la demogagia/ignorancia de la CUP se halla la valoración que hicieron de la actuación de los Mossos d´Esquadra respecto de los terroristas del 17-A calificándola como de “ejecución extrajudicial”. ¿Acaso consideran los “intelectuales” de la CUP que en la lucha contra el terrorismo debe ofrecérseles a los terroristas el famoso “café con azúcar para todos” de estos días? ¿Es, ésta, la nueva directriz que deberán obedecer los Mossos en la república catalana?

El día 2 de octubre, deberá existir una predisposición hacia el inicio de un diálogo siendo conscientes de las autolimitaciones que ambas partes tienen. Así, el gobierno catalán debe interiorizar lo que resulta evidente : que nunca alcanzará, ni de lejos, el quorum exigido para reformar la Constitución si pretende aprovechar la reforma para romper la unidad de España e, igualmente, reconocer que Cataluña nunca ha sido una nación  ni inflar el término “nacionalidades” con el contenido de “naciones” que nunca han existido y porque cuando se inflan las expresiones, las carga el diablo con el fanatismo de unos y  con la demogagia progresista-ignorante de otros. Y, por su parte, el Estado Español deberá impedir  que los árboles (el separatismo) no le dejen ver el bosque (aquellas, objetivamente, legítimas reivindicaciones de Cataluña).

Dentro de este marco mutuo quedarán satisfechas, también, objetivamente las reivindicaciones sin necesidad de acudir al formato del federalismo porque éste en España no es sino una de las múltiples caretas/disfraces del independentismo: el prurito del hecho de tener el título de Estado, sí federado, pero Estado al fin y al cabo para que otro gobierno catalán lo utilice como trampolín para incumplir, de nuevo, la legalidad en su deriva/caída al foso económico-social del separatismo.

También, tras el 2 de octubre, deberá tenerse presente algo que es elemental en el ámbito del cumplimiento de las respectivas obligaciones y es que quien primero incumple (el gobierno catalán con su burdo incumplimiento constitucional) no puede pretender ni exigir ni demandar de la otra parte el cumpliento de las obligaciones de ésta (dar acogida a las reivindicaciones,objetivamente, legítimas).

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Las urnas y las lámparas de Aladino

Carles Puigdemont manifestó el martes 5 de septiembre que la convocatoria del referéndum no es ningún delito. Una cosa es que no esté tipificado como delito y otra cosa es el hecho que desde que un Tribunal declara la ilicitud del referéndum, la realización del mismo sí que constituye un delito (de desobediencia). Es más, nuestra legislación autoriza no sólo a los Cuerpos y Fueras de Seguridad del Estado sino a cualquier persona para que detenga “al que intentare cometer en este caso, con la colocación de las urnas) un delito”. Y, el que puede “lo más” (detener a una persona) puede “lo menos” (retirar/retener el medio, las urnas, para su comisión). Igualmente, si las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad no prestaren el auxilio requerido por la Autoridad Judicial, incurren también en un delito de desobediencia.

Este verano se ha conocido la decisión de la Corte Suprema de la India declarando la inconstitucionalidad del divorcio express, una práctica consistente en dar por disuelto el vínculo matrimonial pronunciando tres veces la expresión: “me divorcio”. ¿Se habrá inspirado la desconexión express del gobierno catalán en el el divorcio express? ¿Habrán adquirido las urnas o las lámparas de Aladino en la India? Si la Corte Suprema de la India pese al sobrepeso de toda la mezcolanza de religiones ha declarado la  inconstitucionalidad del citado divorcio express, ¡qué no menos hará nuestro Tribunal Constitucional dentro de un sistema jurídico plenamente garantista!

Toda la actuación del gobierno catalán se enmarca en el museo de las transgresiones dentro de un auténtico y burdo fraude de ley. Probablemente cuando el legislador reguló en 1974 el fraude de ley no pudo imaginar (pero cabe en su redacción) una mente tan torticera como la del gobierno catalán. En efecto, el fraude de ley implica la utilización de una norma (se sobreentiende preexistente) para eludir la aplicación de otra normativa pero el gobierno catalán no sólo da un paso más sino todo un salto olímpico (y Oriol Junqueras dice en una entrevista en La Razón : ” no nos saltamos nada y menos la ley “) pretendiendo la elaboración de una legislación ad hoc (Ley del Referéndum y Ley de Transitoriedad) para utilizarla como seudonorma de cobertura para seudoeludir la aplicación de la Constitución.

Si a la coordenada temporal del gobierno catalán de situarse en una época de hace unos 300 años (absolutismo político) se le une su coordenada espacial (la India), ello provoca que tal dimensión espacio-tiempo les curve la mente hasta el infinito traspasando los límites del pluralismo político y entrando en el libertinaje político prescindiendo de  nuestra Constitución. Del salto olímpico se pasa, así mismo al salto estratosférico y fuera de toda órbita cuando, frente al discurso pronunciado en la apertura del año judicial así como del pronunciamiento del Tribunal de Cuentas, el gobierno catalán los calificó de amenazas. Salvo en el mundo de la fantasía de Aladino, anunciar la mera aplicación de la Ley, aún con todo su rigor, no constituye ninguna amenaza.

Hace pocos días, Carles Puigdemont sacaba pecho de que el Estatuto ha sido aprobado por dos Parlamentos (entendiendo que le da vía libre para todo así como para provocar un choque de trenes). Lo que evidencia el señor Puigdemont es la mente buRRocrática de quienes consideran que un documento/norma (Estatuto) tiene mayor valor  cuantos más sellos (léase, Parlamentos lo aprueben) tenga. El Estatuto, por muchos Parlamentos que lo hayan aprobado, permanece en el ámbito de la legalidad ordinaria sometida a la legalidad constitucional. Por mucho que frotes las urnas o las lámparas de Aladino, no vas a sanar ni convalidar la ilicitud constitucional.

Si durante el 17-A no era el momento para otras cosas, tampoco, ahora, es el momento para otras cosas. Pedro Sánchez mostró su apoyo al Gobierno pero volviendo a sacar el tema  de “sus naciones”. Indicó que nuestro refranero dice que “lo que no te mata, te hace más fuerte” (en relación a lo padecido desde el octubre rojo). Se desconoce en qué le habrá fortalecido pero en modo alguno en punto a la mente. Señaló que Cataluña, País Vasco y Galicia han mostrado una intencionalidad de constituirse en “naciones”. Se ha de observar que la aptitud para constituirse en nación no deriva del querer ser nación ni del querer la Luna sino de su adecuación a la legalidad. Los seres y las naciones venimos “determinados” (en el sentido de estructurados) desde el nacimiento y desde éste, nunca han sido naciones. Los árboles (“sus naciones”) no le dejan ver, a Pedro Sánchez, el bosque (España).

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El Catalexit

La Ley de Transitoriedad jurídica y fundacional de la república de Cataluña establece en su artículo  primero que Cataluña se constituye en una república de Derecho. Respecto de este artículo 1 debe recordarse nuestro expresivo refranero que dice “la primera (léase, artículo 1) en la frente”. En efecto, resulta sonrojante que se califique república de “Derecho” cuando el citado artículo 1 está derivado de una frontal contravención con la Constitución de 1978 de la que trae causa.

La Exposición de Motivos de la Ley de Transitoriedad tampoco tiene desperdicio. Así, en su párrafo primero, se dice que la transición se hará con plena seguridad jurídica y que desde el inicio el nuevo Estado, “en todo momento” será un Estado de Derecho. Ha de observarse que si un Estado es, verdaderamente, un Estado de Derecho no se necesita aclarar (ni a mayor abundamiento) que lo será “en todo momento” y ello evidencia el infantilismo jurídico por parte de sus redactores, propio de políticos obcecados y no de juristas.

Si la Exposición de Motivos comienza de esta forma, el párrafo final termina con el mayor dislate estableciendo que la voluntad de Cataluña es la de desarrollar la sucesión de manera “negociada y pactada con las instituciones españolas” (¿¿¿ también con la Constitución de 1978 ???). Toda la Exposición de Motivos no hace sino desembocar en el parto de los montes: el citado artículo primero (Cataluña se constituye en una república de “Derecho”).

La ignorancia de los redactores les lleva a incluir en el párrafo segundo del artículo 4 una bomba de relojería al disponer que “los principios y costumbres del derecho internacional general forman parte del ordenamiento jurídico catalán”. Precisamente el Derecho Internacional desautoriza la creación de la república de Cataluña contraviniendo la legalidad vigente.

La ley igualmente dispone la sucesión de la república de Cataluña en los bienes del Estado,  pero si en la Exposición de Motivos se incluía la innecesaria precisión de “en todo momento”, aquí se omite la preceptiva mención de operar la sucesión en los bienes mediante la correspondiente indemnización  con lo que tal ausencia implica que no se esté ante una expropiación sino ante una confiscación. El Consell de Garanties Democratiques al que se refiere el Preámbulo más bien habría que denominarlo Consell de Garantías Vacías.

Se celebre o no se celebre el referéndum; el mismo, así como todo el proceso separatista son papel mojado porque técnicamente están viciados de nulidad absoluta por ilicitud de la causa ( contravenir la Constitución de 1978) ab initio.

Recientemente, por parte de algún miope, se ha escrito  que tras la muestra de solidaridad y eficacia policial mostrada tras el atentado del 17-A, que Cataluña está preparada para la independencia. Si Ada Colau calificó de mezquino el comentario del alcalde de Alcorcón imputándole la no-colocación de los bolardos, igualmente de mezquino habrá de entenderse tal deducción pues la idoneidad de una entidad para su independencia no se mide por cuán piadosos o cuán eficaces son los ciudadanos y los Cuerpos/Fuerzas de Seguridad respectivamente sino por su adecuación a la legalidad. Para mezquindades se halla la pitada a Felipe Vi durante la manifestación del 26-A de la que hasta Pablo Iglesias y Joan Tardá manifestaron que no lo habrían hecho. Mariano Rajoy dijo que “las afrentas de algunos no las hemos escuchado”. En efecto, ante palabras (pitidos) inequívocamente necias , oídos sordos ( “… no las hemos escuchado”).

Por otra parte, si respecto de un miembro del gabinete de Theresa May se ha dicho que Reino Unido necesita líderes y no payasos y el premio nobel de economía del año 2000, (Daniel McFadden) ha dicho hace unos días que ” el Brexit es la mayor metedura de pata desde la pérdida de las colonias británicas de Norteamérica”, ¿ qué podría decirse del Catalexit? La respuesta es evidente: del balconing hotelero/veraniego de unos ( jóvenes-niños) se quiere pasar al balconing político-secesionista de otros (niños grandes). El infantilismo, reaparece de nuevo. Si quieres tirarte a la piscina o al cemento (no de la piscina sino de la cárcel), tírate tú pero no arrastres, con sus efectos, a los ciudadanos.

¿Es el Catalexit un golpe de Estado? Lo que sí resulta ser es un ataque y un atentado al Estado de Derecho del que con la sangre derramada (léase, la legalidad pisoteada/astillada) se pretende erigir el Catalexit: un seduo-Estado de Derecho. El Dios Alá, como Dios que sea/es, será muy grande pero con cada atentado terrorista lo único que se consigue es empequeñecerle cada vez más y el Catalexit lleva el mismo derrotero porque sólo respecto de los trabajadores cualificados se estima que el Brexit conllevará la pérdida de un millón de trabajadores. Aquí, reaparece nuestro refranero: “cuando veas las barbas de tu vecino (Brexit) cortar (pérdida de un millón de trabajadores), pon las tuyas (Catalexit) a remojar”. Y no sólo es el  tema de los trabajadores cualificados sino que el citado premio nobel en una reciente entrevista resalta la necesidad que tiene la Unión Europea de la inmigración.

Por todo ello, la proposición de la Ley de Transitoriedad Jurídica más bien habría que llamarla Ley de Precariedad Jurídica porque es una ley a precario que tiene los días/horas contados.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El absolutismo del Gobierno catalán

Una de las notas que caracterizó al periodo anterior a la Revolución Francesa conocido como el Antiguo Régimen fue el hecho de la proliferación de la existencia de las llamadas leyes ocultas en cuanto que no se publicaban, con evidente quiebra de la seguridad jurídica. Tres siglos después, el Gobierno catalán se ubica políticamente en el citado Antiguo Régimen con la no-publicación, en sentido técnico, de la Ley del Referéndum como artimaña para retrasar su impugnación. Por lo tanto, para que el desatino fuera coherente la pregunta del referéndum (más bien, de su referéndum) no debería ser si se desea que Cataluña sea una república independiente, sino “¿Desea que Cataluña retorne al Antiguo Régimen?”. Se trata de una ley fantasma en cuanto oculta y no publicada conforme a Derecho. No pudo escogerse mejor acto de presentación que un teatro (Teatro Nacional de Cataluña). De la obra “El fantasma de la ópera” se ha pasado a la ruina de ” El fantasma del Teatro”. Es delirante  que se rubrique el acto de presentación de la ley del referéndum como ” Garantías de la democracia” cuando una de las garantías del imperio de la ley es la publicación de las mismas. Dígase lo mismo repsecto de la “democracia” de la citada rúbrica porque si la LPH (Ley de Propiedad Horizontal) se ha dicho que es la ley más democrática de todas en cuanto que para la válida adopción de los acuerdos más importantes (modificación de la escritura constitutiva y de los estatutos) se exige la unanimidad (el mayor consenso); en cambio en la ley del referéndum es suficiente no ya la mayoría simple sino únicamente que hubiera un único votante, por lo que habría que caliaficarla, por el contrario, como la ley más antidemocrática de todas, no sólo por este aspecto “menor” sino por otros aspecos mucho mayores de tipo constitucional. Obsérvese que entre los asuntos que la LPH prohíbe a los propietarios se encuentra la realización individual de actos que afectan a la estructura del edificio (léase la estructura del Estado)

La puesta en escena de ” El fantasma del Teatro” fue todo un éxito de hilaridad cuando se señaló que la referida ley de autodeterminación prevalecerá sobre cualquier otra ley. Todo el mundo se partió de risa (por no decir otra cosa). Cualquiera sabe (menos los  “ilustrados” del Gobierno catalán del Antiguo Régimen) que ninguna ley por muy bananera que sea puede ser tan pretenciosa como para autoproclamarse como ley prevalente y superior respecto de las demás leyes porque esta determinación corresponde, en exclusividad, a los tribunales: bien, al Tribunal Constitucional si en la comparativa entra la Constitución; o bien, al Tribunal Supremo si la comparación de una ley en concreto no es con la Constitución sino con otra ley.

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

El mago de las naciones

Tras su 39 Congreso Federal, el PSOE se reafirma como la verdadera izquierda pero primordialmente más bien quiere, igualmente, competir con otros por el liderazgo del circo de las naciones a través de la magia de Pedro Sánchez porque hace falta ser un gran  prestidigitador para sacarse de la chistera que España sea una nación de naciones (véase, en este sentido, el artículo publicado hoy en elmundo.es de Joge de Esteban “El misterio de la Santísima Trinidad”). Es cierto que el texto final no se refiere a nación de naciones, pero no menos cierto es que los textos deben interpretarse con su letra y con los actos que gestaron y llevaron a su plasmación y que no han sido otros que conceptuar a España como nación de naciones y máxime cuando Pedro Sánchez en su intervención en el 39 Congreso vuelve a referirse a España como nación de naciones. El artículo 2 de la Constitución hace una mención al término nacionalidades, pero ¿existe algún desarrollo normativo y nominativo en la Constitución que España sea una nación de naciones? En absoluto, y aquí sí que el “no-es-no”, es rotundo. Lo que existe en la Constitución es todo un numeroso,extenso y prolijo grupo de artículos (Título VIII) que estructuran España en Comunidades Autónomas sin rastro alguno de nación de naciones. Los preámbulos de las leyes no tienen carácter vinculante pero sí informador e interpretativo de su articulo y  el preámbulo de nuestra Constitución se refiere a la ” Nación española” (ningún atisbo de nación de naciones) pero, sobre todo, este preámbulo señala “proteger los pueblos de España” (no dice, en modo alguno, separar los pueblos de España).

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Pablo Iglesias, “el pirata de una sola pata”

En muchas ocasiones es conveniente contar hasta 10 antes de emprender cualquier actividad y en otras ocasiones no sólo es conveniente sino que además es necesario dar un paso más y contar hasta 82 y observar que no se tiene el apoyo suficiente para conseguir la finalidad preeminente de una moción de censura: la investidura de un candidato alternativo al ya existente. ¿ Se imagina alguien a Pablo Iglesias como presidente del Gobierno y teniendo en consecuencia que redactar los presupuestos generales del Estado sin saber contar?  El circo de la risa.

Las 5 menciones que Pablo Iglesias más reiterativamente ha hecho (más que sus tediosas y plomizas citas de la historia de España porque a una moción no se acude para conocer la referida historia sino exclusivamente a conocer las novedades que el candidato tenga que presentar) han sido las siguientes: a) que  Mariano Rajoy va a pasar a la historia como el presidente de la corrupción; b)  el PP está parasitando las instituciones; c) hay que sacar al PP de las instituciones; d) nosotros (Podemos) no robamos y e) C’S es la muleta del PP.

Respecto a que  Mariano Rajoy llegue a pasar como el presidente de la corrupción, la pregunta que debe formularse es ¿cómo va a pasar Pablo Iglesias a la historia? En estos momentos, no siendo absolutamente nadie (Podemos no es la oposición sino la tercera fuerza política) es dudoso, por tanto, que reciban ni siquiera dos líneas pero sí que Pablo Iglesias pasará a la historia con dos palabras: “el pirata” (“en las instituciones sólo hay que estar con una pata dentro de ellas”). Con una sola pata en las instituciones, el asalto a los cielos es ridículo con o sin moción de censura.

Respecto al segundo punto, que el PP está parasitando las instituciones, la pregunta que surge es ¿quién parasita más las instituciones que aquél que sólo está dentro de las mismas con una sola pata? Las instituciones requieren agilidad y ésta se compagina mal con la movilidad que proporciona una sola pata.

La tercera arenga más reiterativa, que hay que sacar al PP de las instituciones es donde más se refleja el carácter totalitario de Pablo Iglesias. De las instituciones sólo se sale a través de los jueces profesionales de carrera o mediante los otros jueces que son las urnas. Los políticos nacen en las urnas y en ellas renacen/fenecen  y sin olvidar que mediante las mismas se entra, igualmente, en la UCI (pérdida de un millón de votos). De la concreta institución del Gobierno, también se sale vía moción de censura si se presenta algún aval, creíble lo que no ha hecho Pablo Iglesias y no es extraño que diga que no deben dinero a la banca porque no sólo política sino que tampoco nadie les avala monetariamente.

En cuanto a que “podemos equivocarnos pero no robamos”, dejando aparte el supuesto no-robo (Echenique con su empleada, Errejón con su beca, etc..) lo que está fuera de toda duda es que Podemos, sí que dilapida. Pablo Iglesias señaló en una de sus intervenciones que la plurinacionalidad es un tesoro. ¿No es dilapidar, este tesoro, permitir sesgar la soberanía y con ello segregar/desmembrar a España? Pablo Iglesias aspira a ser presidente del Gobierno sin llegar ni a la suela de la pata de un pirata, porque ¿qué pirata es aquél que permite, con su beneplácito, que otros dilapiden su propio tesoro? Con esta actitud es evidente que Pablo sólo tiene una pata en las instituciones y la cabeza completamente ida de las instituciones.

Y, finalmente, respecto a que C´S es la muleta del PP, dejando, igualmente, aparte si lo es o no lo es, lo que es indiscutible es que si fuera la muleta del PP ello implica que tiene bastante  consistencia para poder servir de apoyo a otros (PP). En cambio, quien presume de estar en las instituciones sólo con una pata , difícilmente puede ofrecer una fructífera relación de apoyo a otros (PSOE) sino más bien una labor de desequilibrio/desmoronamiento.

Al Pablo Iglesias en estado puro: “hay que sacar al PP de las instituciones” (sin ninguna de las tres maneras indicadas) ha de adicionarse el Pablo Iglesias en estado final  cuando termina su última intervención señalando “sin ustedes (PP), España estaría todavía mejor”. ¿ Se puede, con esta declaración, pretender aspirar a ser el presidente de todos los españoles? Con esta declaración no se puede continuar la labor de cohesión social del régimen de nuestra Constitución de 1978 que el señor Ábalos le ilustró pausada y brillantemente al imberbe (políticamente) Pablo Iglesias que en 1978 sólo contaba con unos días de vida. ¿Puede alguien pretender ser presidente del Gobierno con esas cojeras de conocimiento como creer que en España los bancos puedan rehusar los mandamientos judiciales?

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Pedro Sánchez, el pseudoresucitado

En la sociedad española es habitual que un equipo/jugador del deporte que sea pase en una semana de ser el mejor del mundo al peor del mundo y lo mismo sucede con cualquier persona en general. Tras la victoria de Pedro Sánchez en las primarias se le ha denominado como el resucitado o incluso como el renacido. Fue Santo Tomás quien dijo que sólo si introducía sus dedos en el costado de la herida, creería que ha resucitado. Y, para hablar con propiedad que Pedro Sánchez ha resucitado habrá que esperar, ver y comprobar cuántos votantes no militantes  introducen la papeleta del PSOE en el sobre de las elecciones generales y así mismo no en el costado sino en el mismo centro de las urnas. Sólo cuando esto suceda podrá hablarse con propiedad del resucitado y de todo lo que se quiera; pero, mientras ese día no llegue,  lo único que Pedro Sánchez es, todo lo más, un seudoprofeta porque tras dos derrotas electorales  y su dimisión resulta excesivo hablar de profeta e inaudito de resucitado o renacido. ¿Qué ha hecho Pedro Sánchez desde el octubre rojo? Lo único que ha hecho es el viaje del picnic y no mucho más. Susana Sumelzo , en una entrevista realizada tras las primarias, señaló que estos meses ” habían sido muy duros comiendo bocadillos y visitando agrupaciones”. Una cosa es enredar con quienes puedes tener un contacto directo ( agrupaciones y militantes) y algo muy distinto es convencer a las personas indeterminadas ( votantes no militantes). Precisamente, por esta razón, los redactores ( con un 99% de unanimidad, siempre hay alguien que le gusta dar la nota) de nuestra fructífera Constitución de 1978 archilimitaron las consultas refrendarias y de sus conocimientos deberían aprender otros.

El tema catalán es muy sencillo. Los no menos sabios jurisconsultos romanos recogieron la experiencia en el brocardo latino ” In claris, non fit  interpretatio” ( en los asuntos claros/evidentes, y nuestra Constitución no deja dudas al respecto en el tema de la soberanía, la interpretación es innecesaria). La primera vez que Pedro Sánchez acudió a la sede de Ferraz tras las primarias, se le preguntó si había traído hilo y aguja de coser  pero no es esta operación de unión ad intra la que debe realizar porque ésta emergerá por sí sola si se lleva a cabo aquella otra  operación ad extra de dejar de bailar el agua al son que toque Podemos  ni de acompañarles en ninguna nota musical (léase, votaciones parlamentarias) porque para dar la nota (bochornosa) se basta y se sobra Pablo Iglesias (solo o acompañado de Gabriel Rufián) con sus demagogias de juglar fantasioso.

Para que Pedro Sánchez ascienda a la categoría de resucitado o de renacido deberá seguir en todo momento (no sólo el puntual apoyo que ayer realizó con su llamada a Mariano Rajoy en defensa de la Constitución en el tema catalán) la estela y la luz de nuestra Constitución y apartarse de las tinieblas de Podemos para lo que necesitará no aguja e hilo de coser sino un limpiaparabrisas que no le empañe la visión en su nuevo viaje.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario