Souvenir: Camino a la perdición

La distancia

Un niño observa a su padre desde la otra punta del pasillo. Lo vemos de espaldas, pero la indecisión de su gesto, hombros tensos y pulgares en los bolsillos, y la distancia de su posición nos explican la relación entre ambos: para el pequeño Michael Jr. su padre es una de esas ecuaciones matemáticas que tanto le cuestan resolver. Su padre, Michael Sullivan, sicario de profesión, se ha alejado inconscientemente de su primogénito, convencido de que es la única manera de evitar que se convierta en alguien como él.

roadto-distance

Sullivan se quedó huérfano a muy temprana edad y creció bajo la protección de John Rooney, patriarca de una poderosa organización mafiosa irlandesa. Una escena temprana nos demuestra la sintonía entre ambos cuando tocan juntos una melodía al piano ante la atenta mirada de Connor, el hijo biológico de Rooney. Poco más tarde, cuando se ha desatado el conflicto del filme, en el que se hipotiza la traición de Connor, un encuadre pondrá de manifiesto la lejanía sentimental en el clan Rooney:

roadto-ouch

Connor, desenfocado a propósito, está concibiendo su venganza contra Michael, el hijo ideal que su padre nunca tuvo, y desatará una sangrienta persecución que recorre la mayor parte de la película. Hacia el final, John tendrá que decidir entre dos opciones radicales y excluyentes: perdonar la traición de su hijo y perpetuar el linaje de su sangre o reconocer la evidencia de la traición que su colaborador más fiel y obediente ha reunido para él arriesgando su propia vida.

Matar al padre

La escena más icónica de este filme, concebida por el director Sam Mendes, ejecutada por el director de la fotografía Conrad Hall (por el que ganaría un Oscar póstumo), orquestada por el compositor Thomas Newman e interpretada por Paul Newman (en su última aparición en una pantalla de cine) y por el mejor Tom Hanks. Todo el filme discurre de manera precisa hasta confluir en esta escena perfecta.

roadtoperdition

Este encuadre justifica la narración fuera de campo del primogénito de Sullivan. Michael Jr. ha conocido a su padre en una huida que ha durado seis semanas. De nuevo de espaldas, vemos como sus manos han caído finalmente en el interior de sus bolsillos, relajando el peso que llevaba sobre sus hombros. 01-beach

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *