Los consejos de Thelma

Ahora que ha llegado a nuestras carteleras Silencio, la nueva película de Martin Scorsese, conviene recordar que parte de la huella autorial del maestro neoyorquino se debe al talento de la montadora Thelma Shoonmaker. La colaboración entre ambos artistas inició hace ahora cuarenta años, con el largometraje de debut de Scorsese, la sugestiva ¿Quién llama a mi puerta? y a la editora le ha valido sus tres premios de la Academia (Toro Salvaje, El aviador e Infiltrados).

La septuagenaria ha compartido con la revista especializado Moviemaker ocho reglas de oro para los futuros profesionales del cine y para los aficionados y cinéfilos en general que merece la pena tener presentes. Son los siguientes:

  1. Vivir antes de hacer cine. Conoce todo tipo de personas y de personalidades. Y eso incluye conocer también los clásicos del cine y aprender de ellos. Así es como Scorsese se ha convertido en el cineasta que es.

  2. No hagas una película a menos que tengas algo muy potente que decir -como Scorsese en Malas calles, que es personal y potente y vanguardista.

  3. El talento es fundamental entre tus colaboradores. Pero ten en cuenta que en el proceso de rodar una película chocan muchos egos y todos los miembros del equipo deben aprender a trabajar juntos.

  4. Un buen montador debe pensar siempre al proceso de proyección de una película, ser abierto a las críticas y los comentarios y recoger todas las sensaciones que la película les produce. Y después, volver a montar y volver a proyectar.

  5. Habrá muchas personas que tratarán de dañar la película con malas ideas, es un problema constante en el cine. Me encanta el desafío constante que me propone Scorsese en cada una de sus películas porque me ha obligado a crecer y adaptarme.

  6. No es cierto que las proyecciones de prueba proporcionen información precisa sobre el funcionamiento real en taquilla de una determinada película. Es posible que el filme, en ese momento, todavía no esté preparado o que sea la audiencia la que todavía no esté preparada.

  7. Expresa gratitud por el trabajo de tus compañeros. A menudo los cineastas creen que no tienen tiempo para dar las gracias, pero es verdaderamente esencial.

  8. De Michael Powell [director de Las zapatillas rojas, una de las películas favoritas de Martin Scorsese] he aprendido que no se debe ser condescendiente ni paternalista con el público, que no se debe simplificar o bajar el nivel de una película. Debemos hacerles sentir con nuestras películas, no decirles lo que tienen que pensar.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *