Catarsis identitaria

La gran familia española

Dirección: Daniel Sánchez Arévalo.

Reparto: Quim Gutiérrez, Antonio de la Torre y Verónica Echegui.

En sus tres películas como director Daniel Sánchez Arévalo ha demostrado una pericia de alquimista para filtrar con total naturalidad y virtuoso equilibrio la comedia dentro del drama -o viceversa-. Azuloscurocasinegro, Gordos y Primos retratan familias imperfectas y relaciones conflictivas, y todas ellas, como enunció León Tolstoi en Anna Karenina, infelices de una manera particular.

La gran familia española que presenta ahora es otra más, pero no es ni mucho menos la misma de siempre. De hecho, el título está cargado de ironía: este clan inspirado en Siete novias para siete hermanos es todo menos representativo de una identidad nacional. Pero, al mismo tiempo, cualquiera podría sentirse identificado. Una boda programada para el mismo día que la Roja se juega el Mundial de Sudáfrica: una jornada de euforia que concluye en catarsis. Se puede ser feliz por un momento, sentirse héroes, solo por un día, como cantaba David Bowie.

La final del mundial -y su sinécdoque, el inmortal gol de Iniesta- es alegoría y mecanismo narrativo. Aquella tarde todos los futboleros españoles éramos una gran familia pendiente del televisor. Nos olvidamos de los complejos, las diferencias y los prejuicios y nos abrazamos. Esta numerosísima familia experimenta exactamente lo mismo: estalla en mil pedazos para volver a recomponerse, y en el proceso Sánchez Arévalo emociona, divierte y nos retrata.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *