Milana bonita

En el programa Salvados emitido el domingo Cayetano Martínez de Irujo le dice a Jordi Évole que es “una persona que ha leído a Carlos Marx” y suena tan convincente como cuando la chica que te quiere llevar al catre te asegura que ha visto esa peli rumana soporífera que has mencionado para impresionarla: “Sí, sí, claro, me gustó mucho”. Sus palabras te indican que es cierto, su tono que ni de coña, y tu cerebro decodifica que es verdad y mentira al mismo tiempo, como el gato de la paradoja de Schrödinger, que estará vivo y muerto mientras no abramos la caja que lo contiene.

No dudo de las competencias lectoras del conde de Salvatierra y no puedo descartar la posibilidad de que haya leído a Marx en algún momento de su vida, por placer, por curiosidad, por casualidad o por obligación académica, pero cada una de las perlas que escupe a continuación acrecienta mis sospechas de que su formación marxista es un argumento de autoridad esgrimido de improviso, de validez comparable al “me ha dicho mi primo que”.

“No nos hemos arruinado nunca porque nunca hemos sido ricos”, sostiene con gesto severo este aristócrata embutido en ropa de marca que ha llegado al cortijo en un coche de alta gama, y se queda a un pelo de parafrasear a Carmen Lomana: “Tenemos mucho patrimonio, pero…”. Dilo: di que no tenéis dinero cash. Pero no, agrega una obviedad: “…el patrimonio no genera dinero”. ¡Uy!

Poco después se envalentona, hace suya la tesis de Duran i Lleida (“un gran político que todo lo que dice no tiene nada de demagogia”, en sus palabras) de que los jornaleros se funden el subsidio en el bar y remata con una generalidad demoledora: “En Andalucía no hay el mínimo ánimo de progresar”.

Tras una pausa publicitaria maldita que deja en el aire la úlima pregunta del follonero, Cayetano termina de retratarse. Dice que le hubiera encantado vivir en el medievo, donde los conflictos se resolvían a espadazos, obviando que en la Edad Media también había códigos penales. “Ahora no puedes hacer nada, tienes que ir a los juzgados”, opinó este apasionado del caballo ante el rostro estupefacto de Évole. “Esta es mi mentalidad”, remachó. ¡Olé!

“Espero que hagas buen uso de ello. Si no, me decepcionarías mucho”, avisa a Évole este nostálgico del feudalismo que no recuerda haber visto Los santos inocentes. Le faltó subrayarlo con una colleja como las que le calzaba el señorito Iván a Paco, el bajo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Milana bonita

  1. fer dijo:

    Tiene razón este apasionado del caballo, el patrimonio no genera dinero por si sólo. Es la inteligencia del que lo tiene la que pone a funcionar el patrimonio para que genere dinero.

    El pobre sólo tiene una de las dos condiciones.

  2. Manu dijo:

    Gran entrada… Yo vi el programa y no sabía si descojonarme con su perlitas o llorar. Todavía me pregunto cómo hará el follonero para conseguir esas entrevistas…

  3. Ángela dijo:

    Hola Antonio, me ha gustado mucho tu blog, contenidos muy variados. Coincido con tu comentario de la peli que vi hace poco, “The Artist” y como me he leído dos veces seguidas “Los santos inocentes” y vi la entrevista de “Salvados”, no he podido por menos que darle otra colleja a Cayetano :D. Te dejo 5*.

    Participio en la categoría “Tu ciudad” con un blog sobre Madrid, por si te apetece visitarlo: http://lablogoteca.20minutos.es/conocer-madrid-27523/0/

    Felices Fiestas, un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *