Críticas 1 de julio

Blackthorn, de Mateo Gil. Con Sam Shepard, Eduardo Noriega y Stephen Rea.

Tráiler Blackthorn

Blackthorn es la máscara identitaria bajo la que se ha escondido el forajido Butch Cassidy en su retiro en el Altiplano boliviano. A su avanzada edad, ha decidido volver a EEUU para esperar a la muerte, pero en el camino se le cruza un ingeniero español con ínfulas de bandolero. Mateo Gil, corresponsable -no siempre reconocido- del éxito de los títulos más celebrados de Alejandro Amenábar (Tesis, Abre los ojos, Mar adentro o Ágora), se reivindica como realizador doce años después de su ópera prima, el thriller pasionario Nadie conoce a nadie. El canario ha osado abordar el género del oeste a través de la sagrada figura del personaje inmortalizado en Dos hombres y un destino, y su apuesta es ganadora: Blackthorn es un western crepuscular que bebe directamente del cine de Peckinpah en su modélica filmación de la acción y en su profundidad psicológica, social y política, además de ser la más deliciosa rareza que ha surgido de la cinematografía española reciente.

El actor (y escritor, entre otras facetas artísticas) Sam Shepard reinventa a Cassidy, al que aleja del divertido vividor que encarnó Paul Newman. El suyo es un anciano meditabundo y sabio, que ha abandonado el modo de vida por el que se dio a conocer en su juventud. Shepard le enfunda carácter, reflexidad y, con la ayuda del libreto escrito por el guionista Miguel Barros, muestra todas las aristas del personaje para forjar la leyenda del bandido social en una suerte de proceso de mitopoiesis. Que el forajido muriera o no en Bolivia, es lo de menos, lo importante es lo que el personaje representa: el fuera de la ley que actúa con justicia, el Robin Hood redimido de sus pecados.

Una mujer en África, de Claire Denis. Con Isabelle Huppert, Christopher Lambert e Isaach de Bankolé.
Tráiler Una mujer en África

El título escogido para el estreno en España de esta película puede generar una percepción de su contenido muy alejada de la real. Frente al White material del título original, en referencia a un trato despectivo hacia los blancos que habitan en el continente, Una mujer en África parece que nos acerca a un relato idílico de exóticas aventuras en la sabana. Y nada más lejos: es una dura reflexión sobre las relaciones interraciales en el África poscolonial, protagonizado, eso sí, por una mujer. Blanca, para más señas. La protagonista, interpretada por Isabelle Huppert, es la responsable de la explotación de un cafetal propiedad de su suegro, un terrateniente blanco, en una época convulsa en un país en la que las fuerzas gubernamentales tratan de reducir a los rebeldes, integrados por niños soldado armados hasta los dientes que sedan el horror a base de alcohol y drogas.

La realizadora francesa Claire Denis (Chocolat) y su coguionista, Marie Ndiaye, evitan situar el drama en un lugar concreto, aunque se pueda localizar de forma referencial. Un gran acierto que redunda en las tesis que sostienen el argumento, de gran poder evocador: ¿Cuál es la identidad nacional de los herederos de las olirgarquías coloniales, hijos de los estados independientes? ¿Hasta qué punto se les puede atribuir la responsabilidad de las abismales desigualdades sociales? En ese sentido, la película desarrolla a un personaje muy poderoso, el hijo de la protagonista, atrapado y aislado más que ningún otro: un joven blanco que solo puede escoger un camino para desfogar su rebeldía.

Aunque la resolución apresurada no aprovecha la potencialidad de su clímax, no desvirtúa en absoluto el resto de la obra, densa en cuanto a contenido e interés, y muy atractiva visual y musicalmente (la ecléctica banda sonora de Tindersticks es una de sus más destacables virtudes). Huppert, por su parte, construye un personaje lleno de matices, inteligente pero de una osadía peligrosa, de carácter fuerte, pero de una sensibilidad contenida.

Win Win (Ganamos todos), de Tom McCarthy. Con Paul Giamatti, Amy Ryan y Bobby Cannavale.

Tráiler Win Win Ganamos todos

El drama costumbrista es un género que en Estados Unidos habitualmente traspasa la línea del telefilm de sobremesa, dependiendo siempre de la cantidad de agentes lacrimógenos que aseste al espectador el guionista de turno. Los directores indies de ese país, sin embargo, han trabajado dura y eficazmente para cubrir al género de una pátina de respetabilidad (o, en otras palabras: de calidad cinematográfica). El realizador Tom McCarthy parte de una situación extraordinaria (como en su anterior película, la aclamada The visitor) para tratar de responder a una pregunta compleja: ¿Es lícito aparcar la ética para mantener a una familia? Aquí, el protagonista, el siempre excelente Paul Giamatti, es un abogado que efectúa un requiebro judicial para recibir un sueldo extra a costa de un anciano demente. El colmo de la casualidad es que los desaparecidos familiares de su cliente entran en escena, trayendo consigo un drama de mayor magnitud.

La subtrama deportiva -el nieto del anciano es un prodigio de la lucha olímpica- confunde, en cierto modo, por la aparente deriva de superación que le aporta al argumento, pero está resuelto de forma notable, como la película en sí misma, muy alejada del final feliz que podría suponérsele. Al contrario que Up in the air, de Jason Reitman, un cuadro de costumbres postcrisis, mordaz y brillante en sus dos primeros tercios y resuelto a traición con un chute de moralina, ésta crece según avanza, y golpea finalmente donde menos se lo puede llegar a esperar el espectador más avezado. Win Win ahonda sobre las desigualdades sociales en Estados Unidos de forma sincera y cruda, aunque eso sí, desde una perspectiva conservadora.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *